El mundo académico nipón es uno de los sistemas más duros del planeta, poniendo mucha presión a los jóvenes desde el principio y alargando mucho las horas de estudio o actividades extraescolares que mejoran las notas. Existe ese rumor de que los niños y niñas japoneses o asiáticos son más listos, sin embargo, lo cierto es que es su sistema educativo exigente lo que saca lo mejor de ellos. Esto tiene sus ventajas y desventajas, por supuesto, pero es otro tema.

En esta ocasión os proponemos unas sencillas pruebas matemáticas que realizan los alumnos nipones de forma habitual. Un juego cuyo nombre oficial es Menseki Meiro, literalmente laberinto de áreas. Para poder resolverlo sólo es necesario conocer cómo se calcula la superficie de un rectángulo: multiplicando el largo por el ancho. ¿Sencillo verdad? Seguro que lo has hecho cientos de veces en la secundaria… ¿Puedes resolverlo?

Esta prueba matemática fue creada por el profesor nipón Naoki Inaba, uno de los inventores de acertijos de lógica más prolíficos del mundo, quien suele crear estos sencillos retos de lógica para los alumnos. No se trata de una simple operación, en estos ejercicios los alumnos deben primero pensar cómo se resuelve el acertijo, en lugar de hacer simples cálculos de superficie. Naoki Inaba se gana la vida diseñando sudokus y otros problemas matemáticos para medios de comunicación y editoriales niponas.

 

El truco para resolver dichos ejercicios sencillos es calcular el área de los rectángulos creados en la parte exterior de la estructura. Esto permite obtener datos que ayuden a resolver los valores ocultos. Sin embargo, una vez conocido el truco, quizás quieras enfrentarte a un reto mayor. Al igual que un sudoku, el ejercicio puede complicarse y alcanzar una incógnita complicada de encontrar… ¿Puedes resolver el siguiente ejercicio de un nivel algo superior?