Japón es uno de los países más singulares de la tierra, tanto en el presente como en su historia, y cuenta con muchas costumbres que a ojos de occidentales nos parecen muy extrañas. Cuando vamos de viaje a un país desconocido, o tenemos que vivir durante un periodo de tiempo en él, debemos intentar adaptarnos a sus costumbres dentro de lo humanamente posible.

Posiblemente Japón es el país de los teléfonos inteligentes, en donde están los más avanzados y los cuales poseen características que pocos tienen en nuestro país. Aunque estos aparatos se utilizan para casi cualquier cosa, hay unas pautas no escritas que nunca verás hacer a un japonés con su teléfono inteligente. Si visitamos Japón, en la medida de lo posible, debemos intentar respetar estas costumbres:

No hablar por teléfono en el tren

Pocas cosas son más molestas que los pasajeros que provocan alboroto en un tren silencioso. La mayoría de japoneses intentan leer, descansar -dormir- o pensar en sus preocupaciones antes de llegar a su destino. Es por este motivo que los japoneses evitan recibir llamadas en trenes, autobuses y otros medios de transporte. Tener conversaciones ruidosas se considera muy grosero.

No usar el manos libres

En algunas ocasiones los manos libres pueden resultar molestos, sobre todo si el volumen del teléfono es muy elevado. Si caminas por las calles de Japón nunca verás a alguien utilizando el manos libres a no ser que lo haga a través de los cascos. La mayoría de los usuarios de teléfonos inteligentes japoneses se abstienen de recibir llamadas sin usar los auriculares.

Teléfono iPhone | Pixabay

Aruki-sumaho

Seguro que el término "Aruki-sumaho" te es desconocido, pero podemos traducirlo como "caminar con un teléfono inteligente". Caminar mientras se presta atención al teléfono es un problema generalizado que las personas, especialmente los jóvenes, hacen en todo el mundo. En el país nipón hay aplicaciones diseñadas para evitar que te lastimes a ti mismo o a los demás, incluso algunas compañías han desarrollado funciones para sus teléfono celular con opciones de seguridad, que envían un mensaje para detener y limitar el uso de su teléfono.

Actuación en el lugar de trabajo

Como podéis imaginar las empresas japonesas le dan mucha importancia a la ética laboral. Se supone que no se puede perder el tiempo y solo se deben hacer las tareas asignadas. Incluso un ligero vistazo a la pantalla puede molestar a muchas personas en la oficina. Si no tienen más remedio, y deben responder al teléfono, pueden pedirle a un superior que le permita salir por un breve período de tiempo.