Neox Games » Cultura Gamer

LO MÁS INESPERADO

No te creerás lo que venden ahora las máquinas expendedoras de Japón

El país nipón es una potencia en lo que se refiere a consumo, y este peculiar producto demuestra hasta dónde pueden llevar.

Máquinas expendedoras de Japón

Pixabay Máquinas expendedoras de Japón

Publicidad

Visitar Japón es una experiencia inolvidable. El país nipón tiene un atractivo turístico espectacular, pasando por sus zonas tradicionales plagadas de puertas tori y cerezos hasta las ciudades más metropolitanas donde reina la tecnología. Si visitamos las grandes ciudades, nos encontraremos con millones de personas poblando las calles, y miles de tiendas de todo tipo. Es por ello que casi cualquier cosa puede encontrarse en las tiendas de ciudades como Tokyo u Osaka, pero esta en particular llama mucho la atención.

Las máquinas de vending son algo muy habitual en Japón. No son como las que tenemos en España, estas máquinas pueden contener en su interior todo tipo de productos. En las máquinas japonesas podemos encontrar juguetes, llaveros, accesorios de ropa…¡Incluso comida!. Sin embargo, la idea de la juguetera Stasto (bastante popular en Japón) se lleva la palma. ¿Cuál es su negocio? Pues máquinas de vending que contienen...máquinas de vending.

El "Origen" de las máquinas expendedoras

Sí, sí, habéis leído bien. La juguetera ha distribuido máquinas expendedoras que contienen en su interior una versión de sí mismas en miniatura, completamente funcional. El producto ha tenido mucho éxito ya que llama bastante la atención el concepto de "una expendedora en la que ganas otra expendedora".

Si consigues el premio, de la máquina sale una bola de plástico que contiene la máquina en miniatura, desmontada. Ahora solo es necesario construir la base con las piezas, poner los premios en su interior y colocar el plástico para sellarlo todo. El mecanismo para meter monedas ya viene integrado, y cualquiera puede jugar introduciendo una moneda de 10 "yenes".

Máquina de juguete de Stasto | Stasto

El premio viene dentro de una pequeña pelota de plástico, pero puede abrirse para poner algo en su interior. Si lo que quieres es tener tu propia expendedora-mini en casa, solo tienes que llenar las pelotas con todo tipo de cosas. Eso sí, no hay mucho espacio para ponerse creativo/a, pero unos pendientes pequeños o un piercing son buenas opciones.

Publicidad