La censura de licencias y personajes en China es algo que está a la orden del día. Las autoridades controlan prácticamente toda la información que llega al país desde el exterior, limitando el uso de las redes sociales o los navegadores más conocidos. De hecho, la política empresarial china es muy estricta y limita mucho las operaciones de empresas extranjeras por varios motivos.

Pero no sólo a las empresas de Internet les cuesta superar la censura china, en muchos otros ámbitos también existen problemas bastante similares. Por ejemplo, en el sector de los videojuegos o en el sector del cine. Juegos como Fortnite, PlayerUnknown’s Battlegrounds, Paladins y H1Z1 están totalmente prohibidos en China. Juegos como World of Warcraft y Overwatch han tenido que ser modificados y adaptados para superar la censura.

Existe un personaje completamente prohibido en el país que, por su presencia en programas de televisión y videojuegos, provoca la censura inmediata de este tipo de materiales. No es otro que el amigable personaje de Disney Winnie the Pooh, el adorable osito marrón que es uno de los personajes preferidos de niños y niñas. La serie ha sido prohibida en China y las imágenes de Winnie the Pooh son censuradas en Sina Weibo (el twitter chino) o en aplicaciones del estilo de WhatsApp.

 

¿Por qué China odia a Winnie The Pooh?

¿Por qué un personaje infantil es censurado en el país asiático? Lo cierto es que hasta 2013 no había ningún problema con el oso de dibujos y el gobierno chino, que suele censurar sólo materiales con tintes políticos, relacionados con el Tibet, etc. Pero cuando Barack Obama, presidente de Estados Unidos por aquel entonces, viajó hasta China para reunirse con su homólogo Xi Jinping, pocos se esperaban que de su visita lo más recordado fuera un meme.

Xi Jinping y Barack Obama fueron fotografiados dando un paseo juntos y la escena fue comparada por un tuitero con una imagen de Winnie the Pooh. El oso aparecía caminando con Tigger por un campo, siendo una silueta tremendamente parecida a la fotografía del viaje presidencial. Todo el mundo empezó a comparar a Xi Jinping con Winnie Pooh y a Barack Obama con Tigger.

Mientras que en cualquier otro país este meme hubiera sido una simple anécdota, que incluso pudiera divertir a los protagonistas, en China se lo tomaron tan en serio que el gobierno prohibió todo lo relacionado con Winnie The Pooh en el país. De hecho, en juegos como Kingdom Hearts 3 en muchas ocasiones los tráilers e imágenes oficiales han borrado literalmente al bueno de Winnie Pooh para poder promocionarse en el país asiático.