Neox Games » Cultura Gamer

VISTAS IMPRESIONANTES

Estas fotos de castillos japoneses es todo lo que necesitas para querer ir a Japón

No son los más conocidos, pero sí son algunos de los castillos más bellos que podemos visitar en Japón.

Castillo japonés

Pixabay Castillo japonés

Viajar a Japón es uno de los objetivos de cualquier fan del manga, anime o videojuegos. Japón es un país extremadamente rico en cuanto a cultura y lugares que visitar, teniendo una oferta muy amplia: desde los distritos comerciales y modernos como Shibuya, hasta algunos de los castillos mejor conservados del mundo.

Hay tres castillos principales que son prácticamente de visita obligada en Japón. Estos son el Castillo Nijo de Kioto, el Castillo de Osaka y el Castillo de Himeji, también cerca de Osaka y al que podemos llegar por medio del tren rápido. Por supuesto, estos son los tres más conocidos y quizás visitados, pero por todo Japón existen decenas de castillos tan o más hermosos que los citados.

El usuario de Twitter japonés @Hisa0808 ha destacado en su trabajo haciendo fotografías para retratar algunos de los castillos menos famosos del país, pero mostrando igualmente una vista impresionante que parece de película. Unas fotografías que seguro harán que queramos visitar Japón lo antes posible, una vez que la pandemia quede en el olvido.

 

En estas increíbles instantáneas podemos ver el Castillo de Gifu, situado en la ciudad del mismo nombre, bajo una inmenso luna, efecto conseguido con un teleobjetivo. Este castillo, además, está iluminado desde el atardecer hasta las 23:00 de la noche.

Castillo de Ono, situado en dicha localidad y también conocido como Castillo Echizen Ono, suele estar cubierto por un intenso mar de nubes que tapan todo lo que queda por debajo de su vista. Por ello también es conocido coloquialmente como el "castillo en el cielo".

El Castillo de Fushimi, en Kioto, uno de los más bellos y fáciles de visitar, diseñado para ser cómodo en el día a día al ser una residencia de retiro del señor de la guerra Toyotomi Hideyoshi. Por último, el Castillo de Matsumoto, que es capturado por este fotógrafo con una bandada de cuervos sobrevolando su torre, y que destaca por su aspecto tan oscuro, en comparación con el rojo o blanco habitual de los castillos nipones.