Existen muchas formas de, poco a poco, aprender un idioma extranjero como el japonés. Sin duda siempre tenemos la oportunidad de acudir a una academia o contratar clases particulares para aprender japonés, lo que nos permitirá aprender el idioma en un periodo de tiempo corto. También podemos ser autodidactas, estudiar por nuestra cuenta y ayudarnos de series, películas y videojuegos para aprender el idioma y su pronunciación.

Pero, como Japón es un país único, ahora también podemos aprender japonés sentados en la taza del retrete... Los libros Poop Kanji Drill son muy conocidos en el país del sol naciente por enseñar a los pequeños el idioma, memorizando y escribiendo los 1006 kanji de la escuela primaria. Son como nuestros cuadernillos de verano, pero lo hacen de forma muy original, usando la palabra "caca" en cada una de las oraciones. Esto entretiene y divierte a los niños, mejorando su atención y lecciones.

El problema es que los libros de Poop Kanji Drill no son cómodos ni aptos para llevarlos al cuarto de baño, ya que se pueden mojar y estropear. Sin embargo todo el mundo puede practicar sus lecciones de kanjis nipones con el nuevo papel higiénico Poop Kanji-Drill. Sí, además de libros para aprender el japonés, ahora la empresa ha creado papel higiénico específico para ello, por supuesto con centenares de frases relacionadas con la "caca", como sus cuadernos.

Papel higiénico Poop Kanji-Drill | Poop Kanji-Drill

El papel higiénico Poop Kanji Drill cuesta 398 yenes (algo más de 3 euros), incluyendo 8 rollos en cada paquete, incluyendo un papel muy específico. El rollo está completamente lleno de frases y ejercicios para aprender los kanji, con muchas oraciones nuevas y no incluidas en los libros. Es más, cada uno de los rollos del paquete es de un nivel diferente, incluyendo ejercicios más o menos complicados.

Una forma diferente de aprender japonés…