Neox Games » Cultura Gamer

MEJORA LA SALUD

Nace la primera clínica quiropráctica para gamers profesionales

Los tratamientos incorporan una mezcla de masajes, estiramientos y métodos de la más alta tecnología.

Ser jugador profesional no es un trabajo sencillo, al margen de lo que creen muchas personas que no conocen el sector de los deportes electrónicos en profundidad. Los grandes equipos del sector están compuestos no sólo por jugadores habilidosos, también por profesionales que entrenan durante muchas horas al día. Se pasan 8, 10 o 12 horas frente a sus pantallas, practicando su juego y la estrategia en conjunto, y esto no es fácil de soportar.

Sí, están frente a una pantalla y no bajando a una mina, pero finalmente el físico puede resentirse y es cierto que las personas que trabajan sentadas frente al ordenador durante horas tienen otro tipo de lesiones. Especialmente dolores de espalda y brazos, problemas circulatorios, etc. Por ello no es de extrañar que con la profesionalización de los deportes electrónicos y el dinero que se mueve en ellos, comiencen a aparecer los primeros quiroprácticos de videojuegos.

Bauhutte, que fabrica sillas para gamers profesionales, se ha asociado con una clínica quiropráctica en Hyogo, Japón, para impartir una serie de cursos dirigidos a quienes juegan a videojuegos. Sus quiroprácticos especialistas tratan muchas de las lesiones habituales en los jugadores de eSports, como tirones en la cabeza, problemas en los hombros y cuello, etc.

 

La clínica Naruo Pitto ofrece un total de 4 cursos orientados a los profesionales de los videojuegos, observando en cada uno diferentes partes del cuerpo, por ejemplo uno de ellos se centra en cabeza y hombros, otro en las muñecas, otro en la parte baja de la espalda, etc. Cada sesión comienza con el paciente sentado en un escritorio para verificar su postura y otros aspectos biomecánicos.

Los tratamientos incorporan una mezcla de masajes, estiramientos y métodos de la más alta tecnología, como estimulación eléctrica de músculos y nervios. Los tratamientos no solo alivian la incomodidad de los gamers, también mejorarán su rendimiento en los juegos al no sentir molestias. Los precios comienzan en 2.500 yenes por una sola sesión de 40 minutos, lo que no está nada mal si realmente eres un profesional de los deportes electrónicos.