Como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo. Seguro que si habéis visto alguna competición de eSports os habéis dado cuenta de que casi cada jugador tiene una forma de jugar diferente. Muchos colocan el teclado en posición casi vertical, algo que aparenta extremadamente incómodo. Si eso os sorprende, esperad a ver lo que os traemos hoy.

Hablamos de la peculiar forma con la que esta jugadora japonesa sostiene el mando DualShock 4 de PS4. La joven opera el mando sujetándolo desde la parte de atrás, en una postura completamente antinatural para los que estamos acostumbrados al uso “tradicional” del mando. A pesar de todo, a la joven no le va nada mal, y lo demuestra en Twitter a través de varios vídeos dando caña en Fortnite.

 

Cabe destacar que, desde esa posición, la posición natural de los controles está invertida. Los gatillos están al revés, y los dedos que utilizamos para pulsar los botones no se corresponderían con el diseño ergonómico del mando. Esta jugadora utiliza los pulgares para pulsar los gatillos, utilizando la base para pulsar lo que sería “R2” , y la punta del dedo para R1.

 

Todo Twitter se le ha echado encima debido a su “antinatural” manera de utilizar el controlador, pero muchos otros aplauden su increíble destreza. Seguro que de aquí a un tiempo aparecen jugadores tratando de superar videojuegos al estilo de esta particular joven. Ella, por el momento, ha demostrado que en Fortnite se desenvuelve de maravilla a su propio estilo.