Japón sin duda nos ha demostrado durante el paso de los años que, aquello que parece imposible, no lo es. Durante este tiempo os hemos acompañado en un viaje para conocer algunas de las curiosidades más destacadas del lugar, como la importancia de ir retirando poco a poco el plástico de sus vidas o, incluso, una empresa que ofrece un extra a sus empleados por llevar a sus mascotas al trabajo. Y lo que nos han ido dejando claro en este tiempo es que su curiosidad no encuentra límites. Ni siquiera en el fondo del mar.

Para ayudar a arrojar algo de luz sobre una de esas grandes incógnitas de la cultura, en Japón nos encontramos con una nueva exposición. El Sunshine Aquarium ha iniciado una nueva campaña en la que los animales acuáticos y sus costumbres más íntimas quedan expuestas. Porque, después de todo,realizan un repaso a las variadas costumbres de estas criaturas, incluso de las que pueden parecernos más inocentes.

Conocer algunas de las curiosidades incluso demasiado cerca

 

En la exposición los visitantes pueden conocer datos curiosos y divertidos. Entre estos se encuentra que, por ejemplo, el percebe tiene un pene ocho veces más grande que su propio cuerpo o que a las focas Baikal les gusta actuar con dureza para poder procrear. Pero si tu curiosidad no llega a satisfacerse al conocer cómo los animales marinos procrean, entonces te gustará saber que puedes ir incluso un paso más allá.

En el acuario se encuentran cabinas en las que los usuarios pueden ver a los animales procrear, supuestamente simulados. Pero, si aún quieres saber un poco más, hay exhibiciones prácticas que permiten sentir los genitales de varias criaturas marinas, como por ejemplo la de un tiburón. Y, con un toque un poco más íntimo, el actuario también cuenta con secciones con tanques iluminados en un tono rosado. Una forma de crear ambiente para las criaturas y aquellos que visitan el lugar.