Ya sea en formato de videojuego para una consola doméstica, por medio de una aplicación online de nuestro móvil o de forma tradicional rodeando una mesa con familiares y amigos, seguro que todos hemos echado alguna partida al clásico Monopoly en más de una ocasión. Al menos lo hemos empezado, porque una de las grandes características de Monopoly es que sus partidas son infinitas.

Parecen no terminarse nunca, ya que la mayoría de jugadores se aburren y abandonan antes de completar el objetivo final: uno de los participantes debe comprar todas las propiedades del tablero. Esto puede llevar muchas horas, dependiendo del número de jugadores y de las estrategias comerciales de cada uno. Pero sí, una partida al Monopoly puede durar perfectamente toda la tarde y parte de la noche.

Por si esto no fuera poco, ahora ha llegado una nueva versión de este clásico juego de mesa sólo para los más valientes, o al menos los más aburridos de casa. Una opción perfecta para esas largas jornadas en familia esta Navidad -aunque las fechorías en Monopoly pueden causar alguna que otra discusión...-. Se trata de Monopoly: Longest Game Ever y, como su nombre indica, se trata de una versión más larga del juego de mesa.

Monopoly: Longest Game Ever | Hasbro

Monopoly: Longest Game Ever incluye doble tablero de propiedades, uno dentro del otro, por lo que adquirir todas las calles llevará el doble de tiempo. Por si esto fuera poco, sigue usándose un dado común D6 y los que caigan en bancarrota podrán pedir préstamos para intentar saldar su deuda, así que en ningún caso los jugadores podrán hacer alguna trampa para acelerar la partida. Sin duda enfrentarse a este tablero supondrá preparación previa y mentalización, porque podríamos estar horas sentados alrededor de una mesa.

¿Terminaremos viendo esta versión extragrande de Monopoly en un videojuego o App para el móvil? Todo dependerá del éxito que tenga en formato tradicional.