En el sector de los videojuegos existen miles de coleccionistas que no sólo intentan hacerse con importantes copias de videojuegos clásicos, ediciones que apenas tienen unas pocas decenas de unidades y, por supuesto, figuras de todo tipo de sus sagas preferidas. Algunos videojuegos disfrutaron en los 80 y 90 de adaptaciones a dibujos que realmente no son recordadas por su calidad, pero sí son interesantes para los coleccionistas.

Recientemente un coleccionista pudo hacerse con más de 200 celdas de la serie de animación original de la franquicia Super Mario, conocida como Super Mario Bros. El Super Show! y estrenada en el 89. La serie fue producida por DiC Animation y fue distribuida por Viacom Enterprises; en España se estrenó originalmente en Antena 3 Televisión dentro del contenedor infantil La merienda. También tiene algunas celdas de Las aventuras de los hermanos Super Mario, secuela directa de la anterior.

 

Estas celdas son en realidad hojas de acetato transparente sobre las que los dibujantes crean los personajes para luego animarlos sobre un fondo, haciendo de esta forma la escena por separado. Este tipo de productos, que en algunas ocasiones se pierden y otras veces llegan a manos de coleccionistas, pueden llegar a costar miles de dólares cada una dependiendo de la película. Clásicos de Ghibli o de Disney pueden valer decenas de miles de dólares si hablamos de una hoja completa con un personaje importante en una película que haya marcado una época en la animación.

 

Esta colección es magnífica para cualquier fan de Super Mario y el coleccionista ha querido compartir unas pocas instantáneas con el resto de la comunidad del videojuego de Nintendo.