¿Te consideras una persona derrochadora? Está claro que si uno se esfuerza en conseguir el dinero de una forma leal y noble, tiene todo el derecho a gastarlo como quiera dentro de unos límites y responsabilidades. Obviamente si tienes familia debes cuidar de ella pero, por supuesto, siempre podemos darnos algún caprichito... ¿Nos pasamos con los caprichos sin darnos cuenta?

Tal vez una parte de la culpa de tu mala economía la tenga tu subconsciente derrochador. Ser una persona derrochadora no significa que compres todo lo que se te ponga por delante, pues hay muchas formas de derrochar el dinero. Pero aunque te consideres una persona no derrochadora, tu subconsciente tal vez sí lo sea, y estés realizando algunas acciones que te cuestan dinero o con las que podrías ahorrar.

Vamos a realizar un sencillo test con el que descubrirás si eres una persona derrochadora aunque creas que no lo eres. Puede que la respuesta llegue a sorprendente y debas pensar en cambiar algunos comportamientos de tu día a día.

Este test de auto-descubrimiento se basa en la kokología, estudio que apareció en Japón a finales del siglo XX y que puede revelar comportamientos interesante respondiendo a preguntas de temas aparentemente banales. Fue estudiada y publicada en una serie de libros de los profesores universitarios japoneses Tadahiko Nagao y Isamu Saito, de las universidades de Rissho y Waseda. En la mayoría de las ocasiones las preguntas o las actividades a realizar parecen no tener ningún sentido, sin embargo, todas y cada una de ellas tienen un motivo y una explicación.

Recuerda, responde sinceramente y no intentes elegir una opción correcta, ya que todas la son. Piense en la ropa que ya está en tu armario. Específicamente, piense en tu blusa o camisa favorita. Visualiza la cantidad de botones que tienes para abrochártela. ¿Cuántos botones hay y cuántos sueles abotonar cuando la tienes puesta? Elige la opción más cercana de la siguiente lista: