Neox Games » Noticias » Actualidad

UNA DE LAS MÁS CONOCIDAS

Una de las escenas más icónicas de los videojuegos estuvo a punto de no existir por una abeja

La intro de este videojuego tuvo que ser modificada debido a un error que hubiera arruinado uno de los momentos más icónicos.

Publicidad

Skyrim es uno de los videojuegos más famosos de todos los tiempos. Diez años después de su estreno sigue siendo uno de los RPGs más jugados en plataformas como PC, dejando a su paso varias remasterizaciones. Son muchos los secretos que se han contado de Skyrim, pero pocos conocen que el título estuvo a punto de sufrir un tropiezo a causa de una abeja.

Un ex de Bethesda, Nate Purkeypile, ha contado en su perfil de Twitter cómo este insecto estuvo a nada de mandar al traste una de las escenas más icónicas de Skyrim: su introducción. Y es que el inicio de The Elder Scrolls V es ya una de las secuencias más memorables que se recuerdan. Tanto es así que durante los últimos años ha sido el foco de numerosos memes y vídeos en redes sociales.

Durante la escena comenzamos en una carreta junto a un grupo de prisioneros. Durante varios minutos se nos pone en contexto, conocemos a los personajes hasta llegar al punto en el que seremos ejecutados si un enorme dragón aparece para evitarlo. Nate cuenta que durante el desarrollo de esta escena, generada en tiempo real y donde podíamos interactuar, en varias ocasiones el carro salía disparado sin motivo aparente.

Nate y su equipo se aseguraron de que no hubiera ninguna piedra en el camino o error de físicas. A pesar de ello y comprobar mil y una vez que nada pudiera interactuar con el carro para crear ese ‘viaje al espacio’, no conseguían dar con la solución. ‘Algo le decía al carro que se fuera a tomar por culo y que se saliera de la carretera. Pero no ocurría siempre’, destacaba Nate en el hilo de Twitter.

Tal y como desveló, la culpa la tenía una diminuta abeja que se había colado en el videojuego, interactuando a veces con el carro y afectando directamente a las físicas. Aunque anteriormente habían solucionado un error relacionado directamente con estos insectos, ‘éste provocaba colisiones con el resto de elementos físicos, en este caso, el carro’. Nate concluyó que ‘el desarrollo de videojuegos es complicado’, destacando que ‘cada vez que arreglas una cosa, rompes otra, algo que es especialmente cierto en los videojuegos de mundo abierto’.

Publicidad