Vivimos en un país sobresaliente en alimentación, con una de las mejores cocinas del mundo, estudiada y seguida por cocineros de muchos países. Nuestra dieta mediterránea es parte del secreto de nuestra elevada esperanza de vida, pero lo cierto es que Asia también es un continente con una dieta repleta de recetas muy saludables. Recetas e ingredientes que no conocemos en nuestro país, pero que son muy interesantes por sus propiedades.

La cocina japonesa es probablemente la más famosa de Asia, sin embargo, en países como Corea nos encontramos con una gastronomía menos conocida pero muy interesante. Como muchas cocinas asiáticas, esta se basa principalmente en arroz, verduras y carnes. Pero hay un plato que no puede faltar en casi todas las comidas, el kimchi. Se trata de un banchan (variedad de platos que se sirven con arroz) hacho de verduras fermentadas.

Este es uno de los platos más sanos e interesantes de toda Asia. Como es natural existen cientos de variedades de kimchi hechos con diferentes verduras e ingredientes dependiendo de la zona y de las costumbres, pero en prácticamente todas su variantes es una receta fantástica para copiar. Una de las recetas más antiguas de Corea con diferencia, pero su popularidad la han hecho llegar hasta nuestro tiempo -su origen se remonta al período inicial de los Tres Reinos de Corea (37 a.C. al 7 d.C.)-.

Kimchi coreano | Pixabay

Un artículo del periódico estadounidense Los Angeles Times en 2003, aseguró que los surcoreano consumen 18 kilos de este plato al año. Además, se dice que un adulto coreano come de 50 a 200 gramos de kimchi al día. Pero? ¿por qué decimos que debes empezar a comer este alimento? Lo cierto es que la revista Health lo posicionó entre los 5 alimentos más sanos del mundo, algo que es bastante habitual en lo relacionado a verduras fermentadas como el natt? japonés.

Consumir kimchi de una forma periódica tiene muchos beneficios para nuestra salud. Kimchi está hecho de varias verduras y contiene una alta concentración de fibra dietética. Además, es bajo en calorías. Una ración proporciona más del 50% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Las verduras utilizadas en el kimchi también contribuyen a su valor nutricional general. Es rico en vitamina A, tiamina (B1), riboflavina (B2), calcio, hierro y contiene bacterias del ácido láctico, entre ellas Lactobacillus kimchii.

Por otro lado, un estudio publicado en 2008 por el Diario Coreano de Microbiología y Biotecnología, también reveló que el kimchi puede prevenir el cáncer. Contiene una grandes dosis de Lactobacillus plantarum NO1, que anula el desarrollo de células cancerígenas en más de un 33%. Eso sí, de los alimentos fermentados no se puede abusar, así que su consumo debe realizarse una o dos veces por semana como mucho.

 

Es una receta bastante popular en Asia, por ese motivo videojuegos como Cooking Mama de Nintendo ya la incluyen en su recetario y nos enseñan a realizarla en sencillos pasos.