Neox Games » Noticias » Actualidad

INTERESANTE ANÉCDOTA

Desmontar una PS2, la 'inspiración' que usó Microsoft para su primera consola

Previo al desarrollo y lanzamiento de su primera consola, los de Redmond quisieron conocer al dedillo los detalles de sus competidores.

Publicidad

Los primeros años del 2000 fueron muy movidos en el terreno de los videojuegos. Nintendo lanzaba al mercado una de las consolas más peculiares de la historia, Gamecube. Sony, por su parte, se atrevería a llevar un paso más allá la marca PlayStation con la llegada de PS2, una máquina que terminaría de consolidar a la compañía japonesa. No terminaban aquí las sorpresas para los jugadores, pues Microsoft también querría su trozo del pastel con la publicación de la primera consola de su historia: Xbox.

Si bien es cierto que Microsoft eran los reyes del público de PC gracias al sistema operativo Windows así como la publicación de juegos de renombre como la saga Age of Empires, en lo que al mercado de consolas respecta, los de Redmond se encontraban algo perdidos. Tanto es así que con el fin de conocer qué componentes debían incorporar a Xbox, Microsoft no dudó en desmontar una PlayStation 2 para saber exactamente qué piezas añadir a la plataforma.

Así lo relata Aaron Greenberg, ahora responsable de marketing de juegos de Xbox y por aquel entonces encargado de planificación de negocio de la marca Xbox, en una reciente entrevista para el medio Bloomberg. Durante su encuentro, el ejecutivo explica de forma divertida que en aquella época no había canales de YouTube que, como hoy, mostraran un despiece completo de una consola, mostrando sus componentes.

Xbox | Pixabay

Desmontamos una PS2 por completo y pusimos todas las piezas encima de una tabla de madera. Hicimos un análisis detallado. Revisamos cada pieza, componente y aumentamos el precio, intentamos averiguar cuántos tornillos tenía y cuánto costaría’, destaca Aaron durante la entrevista sobre el proceso creativo de la primera Xbox.

Dado el desconocimiento de Microsoft en el ámbito de las consolas, una de las primeras ideas para el proyecto fue la posibilidad de crear una consola que funcionara con el sistema operativo Windows, pero finalmente este concepto fue descartado en favor de usar un software propio.

El tiempo y empeño de la compañía americana terminó dando lugar a una gran máquina que nos dejó sagas emblemáticas a día de hoy como Halo o Forza Motorsport. En pleno 2021, los de Redmond pueden presumir de estar en su cuarta generación de consolas con la llegada de Xbox Series.

Publicidad