TE CONVERTIRÁS EN UN MEJOR JUGADOR

TE CONVERTIRÁS EN UN MEJOR JUGADOR

El motivo por el que no debes jugar a videojuegos escuchando música

Un reciente estudio ha desvelado algunas de las ventajas de jugar a videojuegos sin música, y sí, entre ellas haciéndonos mejores jugadores.

Mario y Luigi con auriculares
Mario y Luigi con auriculares | Nintendo

En los juegos deportivos como FIFA, los de conducción tipo Gran Turismo u otros completamente diferentes como Call of Duty, tendemos a disfrutar de las partidas online o contra la IA acompañados de nuestra música favorita. Gracias a la inclusión de la aplicación Spotify, tanto PlayStation 4 como Xbox One nos brindan todo tipo de posibilidades en este ámbito.

No obstante, y en contra de lo que podáis pensar, jugar a videojuegos con música de fondo o sin el volumen adecuado de los efectos nos hace peores jugadores. Así lo ha dictaminado un estudio publicado en The Journal of the Acoustical Society of America. El análisis realizado ha investigado la relación entre el estímulo visual y auditivo. Para ello han creado un sencillo juego denominado Fish Police! y que ha servido para ilustrar el proyecto.

En Fish Police! los participantes se sientan en la proa de una bote con la mirada puesta en el mar. De manera totalmente aleatoria, varios peces saltan del agua. Éstos se encontraban divididos en dos categorías: los peces buenos saltaban y cambiaban de forma en pleno salto de forma más lenta; mientras que los peces malos hacían lo propio de manera casi inmediata. Los participantes del estudio debían presionar un botón cuando saltaba un pez bueno, y otro completamente diferente cuando ocurría lo mismo con un pez malo. Fácil, ¿verdad?

Spotify | Defconplay

Tenemos el componente visual, ahora entra en escena el auditivo. Tal y como demostró el profesor de psicología Robert Sekuler, encargado del experimento, los jugadores de Fish Police! demostraron una mayor habilidad para apretar el botón cuando el tono musical que acompañaba a unos y otros peces coincidía. Todo lo contrario ocurría cuando la música fluctuaba con la imagen. Un ejemplo respecto a este caso que expuso el profesor fue el relacionado con un pez malo que cambiaba de forma rápidamente, mientras que el sonido que se escuchaba cambiaba de forma más lenta.

Pero no sólo alterar el espacio auditivo repercutió negativamente en los jugadores. Según informó Robert, el resultado obtenido era todavía peor cuando los jugadores no contaban con ningún tipo de estímulo sonoro. “Cada vez que tienes múltiples fuentes de información en un juego y éstas se correlacionan, mejor es tu rendimiento”; añade.

Los nuevos videojuegos se presentan en Los Ángeles | Los nuevos videojuegos se presentan en Los Ángeles

Ahora la pelota está en tu tejado. ¿Seguirás recurriendo a Spotify para disfrutar de tus partidas en Call of Duty y muriendo a cada instante, o por el contrario tratarás de mejorar tus habilidades con el sonido ambiente del juego?

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.