Si únicamente visitas las grandes ciudades, te pierdes los auténticos encantos del campo. Como la naturaleza presenta una gran belleza con el crecimiento de sus cosechas y, sobre todo, la variada fauna del lugar. Esto último no siempre muy agradable para los agricultores que tratan de disfrutar de los resultados de sus propias cosechas. Pero, para ello, cuentan siempre con el fiel espantapájaros.

Es posible que al pensar en un espantapájaro te venga a la cabeza una alegre figura con ropas holgadas y un gran sombrero de paja. Pero, ¿y si en su lugar estuviesen vigilando estos campos los personajes de Pokémon? Ash y Pikachu forman un equipo envidiable y siempre inseparable y, en esta ocasión, están decididos a vigilar las cosechas de los agricultores para garantizar siempre los mejores resultados.

Unos campos que nunca más volverán a sufrir

 

Tras la devastación del tsunami en 2011, los residentes de Rikuzentakata han decidido buscar la mejor protección. Para ello, no han dudado en optar por grandes licencias para que protejan sus campos. Desde el imponente equipo de Pokémon hasta una de las creaciones de Ghibli que sin duda aportan un estilo único a estos geniales espantapájaros.

Por supuesto, esta no es la única vez que en Japón nos demuestran su creatividad, sino que con el paso del tiempo nos han sorprendido de variadas formas. Recientemente os enseñábamos como para iluminar nuestros hogares presentaban una curiosa lámpara de Pikachu. Esta no solo se alegra de vernos, sino que canta, habla con nosotros y reacciona a cada interacción.