Neox Games » Noticias » Actualidad

DESVELANDO SECRETOS

Con paciencia e ingenio, este jugador ha conseguido desvelar el mayor misterio de Zelda: Breath of the Wild

El juego de Nintendo, Zelda: Breath of the Wild, esconde todo tipo de secretos, pero el más emocionante se ocultaba tras un cofre al que resultaba casi imposible de acceder.

Publicidad

Ya han pasado cuatro años desde que The Legend of Zelda: Breath of the Wild debutó en Nintendo Switch y Wii U. Desde entonces, muchos jugadores han disfrutado de la propuesta de forma totalmente única, descubriendo nuevos secretos e incluso pequeños elementos que la compañía ocultó con intención de jugar un poco con los fans y ver hasta qué punto se fijan en la propuesta.

Sin embargo, la comunidad de jugadores llevaba cuatro años tras un mismo secreto. Una propuesta que parecía casi imposible de resolver y es que se trataba de un misterioso cofre en la playa de Aris. Hasta ahora, este cofre se había resistido a ser abierto, haciendo que la comunidad se las ingeniase para tratar de llegar a este. Y tras cuatro años de lucha y distintas estrategias, finalmente un jugador ha logrado encontrar la solución.

El usuario de Twitter Kleric ha sido el encargado de compartir su gran hazaña. Después de todo, se trataba del “último cofre imposible” que quedaba pendiente de ser abierto. Lo importante a saber de este cofre es que se trata de un objeto que solo se genera en el mundo cuando te acercas 60 metros. Sin embargo, al momento de generarse comenzará a hundirse y desaparecerá en 7 segundos.

 

Muchos jugadores han probado suerte, han buscado distintas formas de acceder, incluyendo el lanzamiento de bombas para tratar de elevarlo con la explosión. Sin embargo, este jugador ha efectuado una estrategia perfectamente cronometrada en la que juega con los distintos poderes del héroe para, de ese modo, poder acceder al cofre. Y si bien la proeza es sorprendente, más aún es saber qué tenía el cofre dentro.

Si bien podrías esperar grandes riquezas o incluso algún traje nuevo para el héroe, la propuesta es completamente distinta. Tras superar el peligro y demostrar que su forma de jugar es única, finalmente el jugador se ha encontrado con un fragmento de ámbar. Una gran hazaña que, pese al premio, muestra que lo que realmente mueve a la comunidad es el cariño por este gran juego.

Publicidad