ENTRETENIMIENTO PENITENCIARIO

ENTRETENIMIENTO PENITENCIARIO

Jugar a Candy Crush desde prisión, la última idea de Estados Unidos

Disfrutar de videojuegos también es posible desde la cárcel, aunque tiene un elevado coste para los presos.

Candy Crush
Candy Crush | King

Puede sonar extraño, pero jugar a videojuegos como Candy Crush también es posible desde la cárcel, o al menos lo es en Estados Unidos. El Gobierno de Nueva York ha puesto en marcha una nueva iniciativa gracias a la que los presos de dicho estado podrán acceder a una de las más de 50.000 tablets que distribuirá una empresa de tecnología de forma gratuita.

Hasta aquí todo lo que podríamos considerar como una iniciativa solidaria, pero nada más lejos de la realidad: en verdad se busca un gran lucro con estos productos tecnológicos. Y es que por cada servicio al que accedan los presos, hay una elevada tasa a pagar. La marca que lleva a cabo el envío y gestión de estos aparatos electrónicos es JPay, firma que ya trabaja en hasta 37 estados de EEUU, y lo hace ofreciendo múltiples servicios penitenciarios.

Candy Crush | YouTube

No solo es posible jugar a videojuegos desde sus tablets, también se puede descargar música, acceder a sitios web, realizar una conferencia vía skype con familiares... y cada acción cuenta con una tasa determinada, generando unos enormes beneficios a JPlay.

Además de las tablets, JPlay también trabaja muy activamente ofreciendo servicios de transferencia bancaria mucho más ágiles que los sistemas convencionales, así como cuenta con una tasa de entre el 14% y el 24% del dinero que los familiares envían a sus seres queridos presos.

Directivos de Human Rights Defense Center denuncian este tipo de prácticas llevadas a cabo en las cárceles de Estados Unidos, pues además de limitar el acceso de los presos al entretenimiento tecnológico, supone una especie de castigo adicional a las familias que, con la buena intención de dar entretenimiento a sus seres queridos, deben abonar enormes cantidades de dinero para ello. Y como es lógico, este tipo de gasto adicional castiga más aún a las familias con escasos recursos económicos.

Liopardo | Liopardo

Teniendo en cuenta que además, en las prisiones de Estados Unidos incluso los presos pagan por comida (el servicio de comida gratuita a veces no es tan bueno como se desearía), jugar a videojuegos desde la cárcel pasa prácticamente a ser un lujo entre los presidiarios. Un lujo que, sin embargo, al menos puede servir para desconectar del duro día a día de quien debe permanecer entre barrotes todas las noches.

Jugando a PlayStation 3 desde Guantánamo

La que es una de las cárceles de mayor seguridad de EEUU, Guantánamo, cuenta con consolas PlayStation 3 con varios videojuegos para sus presos. Estos juegos están en una biblioteca, y los presidiarios pueden pedir hasta 10 títulos por cada bloque de celdas. En el pasado, en este centro penitenciario había una consola Nintendo 64, pero con el paso de los años, el catálogo de juegos y consolas se ha ido renovando hasta llegar a PlayStation 3.

PlayStation 3 | Sony

En Guantánamo el caso es un tanto especial. La cárcel de alta seguridad es una de las más denunciadas por organizaciones como la ONU, Cruz Roja o Amnistía Internacional, al vulnerar derechos que otorga la constitución de EEUU. El Gobierno de Estados Unidos, por su parte, defiende que sus presos gozan de un "trato humanitario", y el hecho de contar con consolas y juegos de PlayStation 3 en sus instalaciones, refuerza mínimamente esta postura del gobierno americano.

Seguro que te interesa

Neox Games | Madrid | Actualizado el 01/08/2018 a las 14:43 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.