Top 10

Top 10

Sexo en tu consola

Os dejamos diez de los momentos sexuales más curiosos, polémicos y picantones de la historia de los videojuegos. Algunos muy reprobables, otros entretenidos y, en algunas ocasiones, incluso, excusables.

La edad media de los principales jugadores deja claro que si hay algo que puede funcionar en el mundo del ocio electrónico, estos son los buenos momentos picantones. Os vamos a presentar algunos de los momentos más cochinotes de la historia reciente de tu ocio favorito.

10- Porno en tu Atari 2600

Vamos al pasado más remoto con tres ejemplos de lo cochinos que éramos ya en los comienzos de la industria. Custer’s Revenge y Beat’m & Eat’m son dos de los ejemplos más enfermos que vas a poder ver en todo el reportaje. Mientras que el primero iba de violar a indígenas como el General Custer, el segundo directamente… Bueno, lo veis, que explicarlo da un poco de grima. Por suerte, ni el primero, de temática más que reprobable y denunciable, ni el segundo, de un mal gusto tremebundo, pasaron a la historia más que como excepciones aberrantes de una época, por otro lado, realmente curiosa de la historia de los videojuegos. ¡¡¡Porque, jolín lo machistas y vejatorios que eran lo primigenios!!!

9- Sabrina, reina de los 8 bits

Más tarde, con los ordenadores de 8 bits en nuestras manos, la cosa pasó a ser simplemente absurda. Con la fama de Sabrina como cantante. Ejem… Pues eso, se hizo un videojuego en el que la italiana iba por el mundo golpeando con sus pechos a mujeres feas y malencaradas. Y es que, ya les vale. Otro fracaso de ventas, pese al reclamo de la... ejem... cantante... Y es que, por mucho Boys, Boys, Boys, aquello era injugable.

8- El bueno de Larry

También en los 80, y con muchas resurrecciones de por medio, nos llegó Larry, un hombre virgen de 40 años que tiene la misión de abandonar el club de los que no han catado. Nosotros le acompañaremos en su aventura, en la que, por lo menos, se penaliza ir a lo fácil. Un histórico de la aventura gráfica que tiene como mérito propio haberse adelantado al humor Torrentil unos cuantos años.

7- Cobra Mission y el cochinismo nipón

¿Y qué piensan de esto en Japón? Bueno, allí están tan locos como siempre o más. Uno de sus mayores ejemplos es este juego de rol con crímenes y demás zarandajas. Entre medias, escenas de sexo sin venir muy a cuento. Ahora villano musculado, ahora quitar sujetador. Todo muy en sintonía, vamos. Es un juego muy enfermo, con parte bastante oscuras en sus planteamientos y con toques de masoquismo. En fin, poco recomendable.

6- Lula 3D y su tecnología de pechos bamboleantes

¿Y qué pinta un juego como Lula 3D en este reportaje? Sólo por ser anunciado como un título con una nueva tecnología de pechos bamboleantes 3D se merece estar en todos los hit parades del mundo. Pero, bueno, lo metemos más pos su temática: chica streeper que se quiere ganar la vida en la industria del porno… ES un juego insufrible, os lo vamos avisando.

5- God of War y los gatillazos divinos

Kratos será lo que quieras. Todo un Dios, un poderoso, un asesino, una bestia parda. Pero en sus juegos cometen el error de ponerle a yacer con señoritas. ¿Qué problema vemos con esto? Que si fallamos un quicktime event, el Dios se viene abajo y tiene gatillazo. ¿En serio? ¿Un Dios teniendo gatillazos? ¿De verdad? Pues eso, que no mola.

4- Heavy Rain y los polvos a deshora

El bueno de David Cage tiene una peculiaridad muy interesante: mete escenas de sexo un poco a capón en sus videojuegos. Pongámonos que eres un padre abnegado al que han secuestrado un hijo y tiene las horas contadas para rescatalarlo, porque el crío está en un pozo que se llena de agua de la lluvia, y se va a ahogar en pocas horas. ¿Te pararías a echar un polvo? Cage piensa que sí, que ohh, sí. Años antes hizo una muy parecida con Farenheit, plantando un polvo antes de la escena final. En plan: "que esto se me acaba y no he sacado sexo, ¡¡¡me van a llamar pureta!!!

3- Bioware y su sexo limpio interracial

Los chicos de Bioware tienen una ligera obsesión con el tema del sexo. Quieren que en sus juegos haya temita siempre que puedan. Y, además, lo más interracial e intersexualmente posibles. Sus escenas de sexo son bastante de telefilm de sobremesa, pese a lo que digan en la India. Pero, bueno, no os penséis que son tan gratuitas. Aquí afecta mucho a las dinámicas de grupo y eso mola. Al final todos se pican contigo porque tienes relaciones con otros y se enfadan y salen los celos por todas partes. No sabemos si lo que quieren es decirnos que las consecuencias del sexo se pagan... Pero, vamos, como decimos, pese a la fama de poémico, sus escenas de sexo podrían entrar en una novela de Daniele Steele. Casi hasta son muy flojas para 50 Sombras de Grey.

2- Lara Croft y el dichoso parche

Y vamos con todo un icono de la sexualidad en los videojuegos: desnudar a Lara Croft. Con cada nueva entrega, alguien pierde su valioso tiempo creando un parche que la desnuda. Como si verle el culo a la arqueóloga mientrs corre delante de tus ojos fuese lo mejor que puede pasarnos en la vida. Pues eso, que somos un poco tontos. Nos gusta lo clásico y este parche es muy de reirse por oír a alguien decir la palabra vagina.

1- Si es chungo, es GTA

Y, para acabar, el rey de todo lo polémico. Sí, el juego tiene sexo para aburrir. Del pagado y del gratuito. Pero hay dos cosas en la saga que nos llaman especialmente la atención: el modo Hot Coffe de San Andreas y esa traviesa cámara en primera persona de la nueva edición. Que si eres de los de mente verde, vas a tener para rato, ¿verdad? Lo peor del sexo en este juego es, vaya, en este caso las posibilidades del juego hacen que resulte feo y violento. Es como si, de alguna forma, estimulase los bajos instintos del jugador... Vamos, que el mal endémico de la gente grabando vídeos de sexo con prostitutas en GTA V para luego pegarlas debería hacer que nos mirásemos un poco en el espejo y viésemos qué estamos haciendo con nuestra vida, ¿no?

Víctor Sánchez | Madrid | 26/11/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.