Neox Games » Noticias » Actualidad

MÁS DE 900 EUROS

El nuevo hobbie de ElRubius que casi nadie puede permitirse

El conocido youtuber español comparte con sus espectadores en directo una de sus ultimas, y caras, aficiones.

Rubius logra lo imposible: recibe un segundo botón de diamante

TopGamersAcademy Rubius logra lo imposible: recibe un segundo botón de diamante

Publicidad

A estas alturas no hace falta decir que Rubius es un gran aficionado a los videojuegos. En su canal de Twitch, así como YouTube, el streamer disfruta de todo tipo de videojuegos. Desde los BattleRoyale, pasando por la acción, el terror o los plataformas. Fan declarado de Nintendo, Rubius comparte con sus espectadores una de las últimas aficiones: el coleccionismo de videojuegos.

Hace unos meses, Rubén adquiría nada más y nada menos que una Nintendo 64 edición española completamente precintada. Al paquete había que añadir además, una emblemática Super Nintendo, una de las consolas más recordadas de los 90. Por si fuera poco, entre los videojuegos se añadían, también precintados, Pokémon Snap, Pokémon Stadium, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, entre otros muchos. Si echamos un vistazo a cada uno de los productos, su estado de conservación y el precio que alcanzan actualmente en las casas de subastas, hablamos de un conjunto que supera ampliamente los 1.500 euros.

 

El coleccionismo de videojuegos para Rubius no ha hecho más que empezar. Tal y como él mencionaba en muchos de sus directos, se trata de un hobbie con el que hacerse con muchos de los juegos de su infancia, pero también aquellos que no pudo disfrutar en su día. La última adquisición del streamer es un verdadero lujo que no todos pueden permitirse.

Hace apenas unos días, Rubén abría en directo la última de las cajas recibidas. En ella se encontraba, atentos: la primera edición de Pokémon Azul para Game Boy, Pokémon Plata para Game Boy Color y The Legend of Zelda: Majora's Mask para Nintendo 64. Tres juegazos que marcaron un antes y un después, cuyo precio en su totalidad asciende fácilmente a la friolera de 900 euros.

Publicidad