LA ENTREGA DEBUTA CON SOBRESALIENTE EN PORTÁTILES

LA ENTREGA DEBUTA CON SOBRESALIENTE EN PORTÁTILES

Análisis Super Smash Bros. para 3DS

Desde 1999, la saga Super Smash Bros. ha ido cumpliendo plazos. La primera entrega sirvió para dar a conocer la franquicia, una franquicia de lucha diferente a todo lo que se había visto hasta entonces. Melee multiplicó todo por diez y se convirtió en el favorito de todos los jugadores, aunque Brawl demostrara auténtico amor por los extras y los contenidos a desbloquear. Pero quedaba un paso más, y Nintendo lo sabía. Con el título rumbo a Wii U, los de Kyoto cumplen con el último plazo que les quedaba. Super Smash Bros. llega a 3DS y debuta así en una portátil para demostrar que el tamaño no importa.

Mario y Luigi, dándose cera en Smash Bros. 3DS
Mario y Luigi, dándose cera en Smash Bros. 3DS | agencias

Muchos hay que dicen que el tamaño sí importa... y a buen seguro todos ellos no han visto cómo luce Super Smash Bros. en 3DS. La portátil de Nintendo por fin tiene lista su entrega de la franquicia de lucha más conocida y exitosa de la compañía de Kyoto con un juego enorme en todos los aspectos que engrandece aún más si cabe a esta consola. Por fin, y tras una larguísima espera, es la hora del combate, en tamaño 'mini', en el universo de la Gran N.

Un combate que a punto estuvo de no ser tal y como lo conocemos, pues la primera idea que le rondaba a Sakurai no era la de introducir personajes de Nintendo. Sin embargo, el proyecto denominado Dragon King: The Fightin Game dio un giro radical para que sus poligonales combatientes se convirtieran en Donkey Kong, en Mario, en Fox, en Samus... para convertirse en Super Smash Bros. y ser desde entonces una de las más importantes franquicias de los videojuegos.

Cuatro entregas con esta. Cuatro en 15 años, con la fama que tiene Nintendo de sobreexplotar sus sagas más famosas (nótese la ironía). Y primera vez que podremos jugar a Super Smash Bros. en una portátil, la primera que podemos llevárnoslo con nosotros haya donde vayamos. Al Metro, al autobús, al colegio para jugar en el recreo (sólo en el recreo, en las clases hay que atender) y a otros muchos más lugares. Y a hacerlo sin miedo, porque 3DS vive al completo la más pura experiencia Smash.

Nitidez, fluidez y espectáculo
Nada de temer el tamaño de la pantalla. Nada de preocupación por cómo se va a ver todo lo que Super Smash Bros. ofrece en una consola tan chiquitita como la portátil de Nintendo. Los de Kyoto no han cometido el error de Sony con PlayStation All Star Battle Royal de llevar el mismo juego de PS3 a PS Vita. Ellos han hecho bien sus deberes, y para 3DS ofrence un juego pensado por y para 3DS a pesar de que en breve saldrá también para Wii U.

Un juego que difiere totalmente a lo que veremos para la máquina grande de Nintendo. Que se desmarca del estilo visual HD y se decanta por otro, por uno en plan cartoon con bordes negros que podemos quitar pero que sinceramente no es demasiado conveniente. Gracias al bordeado podemos distinguir a la perfección a cada uno de los personajes que aparecen en pantalla. Sí, son cuatro luchadores a la vez, a veces incluso hay más personajes, pero al menos en 3DS XL no hay problema alguno.

Lo cierto es que fue una de las cosas que más me impresionó en el showroom que Nintendo realizó para presentar el juego en España, y probada la versión completa me ha dejado incluso un sabor de boca más dulce. Y es que gráficamente es espectacular, pues no sólo es la nitidez lo que destaca sino también la fluidez con la se mueven todos los elementos que aparecen en unos escenarios detallados y repletos de vida. Es, como dije antes, pura experiencia Smash en la palma de tu mano.

Hora de darle a los botones
Pero claro, todo esto daría igual si luego a la hora de jugar todo fuera confuso, lioso... vamos, que resultase un infierno de controlar. Aquí también hay que quitarse de la cabeza las fotos de los sticks rotos de 3DS. Nintendo, en la showroom, dijo que eran unos pocos casos, y una vez jugadas muchas horas puedo decir que hay que ser bastante... agresivo con la palanca para llegar a cargársela. Un miedo menos, y la distribución de botones tampoco es un problema.

Ni la ausencia de stick derecho, pues los ataques Smash siguen siendo tan fáciles de realizar y complicados de dominar como de costumbre. Además, como acabo de señalar, los botones no son inconveniente alguno. Puede ser que al comienzo nos hagamos líos con el botón de salto y el especial, pero los comandos son perfectamente configurables. En mi caso, al ser de mano pequeña, no he tenido problema con el tamaño... y al preguntar a otros más corpulentos en ese sentido no me reportaron complicación. Como todo, cuestión de acostumbrarse.

Evidentemente 3DS no es el mando de GameCube, pero la verdad es que cuanto más juego a Super Smash Bros. en la pequeña más me olvido que estoy jugando en una portátil. Y más ganas me entran de jugar y de jugar más y más para descubrir todos y cada uno de los secretos que esconde este título. Estamos hablando de una obra de Masahiro Sakurai, y si en algo destacan es en la cantidad de contenidos que tiene en un comienzo ocultos o para que el jugador dé lo mejor de sí para desbloquearlos.

Un juego infinito
No, no vamos a desvelar nada, aunque como en Brawl podéis estar seguros de varias cosas. La primera, que la cantidad de trofeos es ingente y que costará horas, días, semanas y a saber si meses en algunos casos llegar a verlos todos. La segunda, que hay una fonoteca espectacular con todas las melodías que hay en el juego. Y la tercera, que hay modos de sobra para disfrutar, tanto para uno como para varios jugadores.

En primer lugar, hay que mencionar el modo principal, aquí llamado Senda del Guerrero, y que consta de un total de seis combates. La dificultad se elige como en Kid Icarus: Uprising, es decir, apostando. Cuanto más apostemos, más complicado será. Y dentro de dicho nivel tendremos otras tres opciones para tener más o menos problemas. Hay que decir que el nivel de exigencia es bastante alto, pues como se suele decir, todos pueden jugar a Smash, pero sólo ganan los mejores. Y aquí es cierto.

Luego tenemos, aparte de los clásicos de entrenamiento, las dianas, golpear el saco de boxeo y demás, dos nuevas incorporaciones. La primera es Leyendas de la Lucha, en la que iremos enfrentándonos a los personajes según su año de aparición, y la principal incorporación: Smashventura. Aquí se trata de, bien solo o en multijugador local, recorrer un escenario amplio durante cinco minutos derrotando enemigos que han aparecido en juegos de Nintendo para potenciar a nuestro personaje. Más vale hacerlo bien, pues luego habrá que luchar a tope contra nuestros rivales. Y alguno tiene un ataque bastante bestia gracias a las mejoras...

Eso puede ser la locura, porque Smash Bros. es justamente eso, una locura llevada al máximo cuando se habla de multijugador. Para eso tenemos modos cooperativos y el clasíco Smash. Bien cada uno por su lado o por equipos, cuatro personajes repartiendose mamporros para subir el porcentaje del adversario y mandarle lo más lejos posible del escenario. Eso en local, pero el online ha experimentado mejoras basadas en dos tipos: en la inmediatez y en la búsqueda de la competición, aunque no estaría de más alguna opción más en ellos.

Muchos recordaréis el gran lag que había en Brawl, para Wii. Y muchos podíamos dudar de nuevo si iba a volver a estar presente o si no. Viendo Mario Kart 7 había menos inquietudes, y lo cierto es que no hay nada que temer. El online va bien, y cuando Europa entera tenga el juego irá a un mejor por la proximidad de jugadores. Y para que haya más competición, tenemos la opción de jugar por diversión o en serio. La última recoge todo lo que hacemos en las partidas. Nintendo busca que la marca Smash Bros. se haga fuerte en los eSports y esta es una buena muestra.

Nintendo y amigos al combate
Habrá que ver qué personajes son los preferidos a la hora de plantar cara en los combates. Será complicado elegir a uno, porque hay un montón de ellos. Sakurai dijo que iban a ser menos que en Brawl, pero no sólo son más sino que además están muy bien diferenciados. Melee fue la fiesta del clon, con cambios sólo en la apariencia, pero, por más que se empeñen algunos, Link y Toon Link podrán compartir ataques, aunque para quien sepa jugar a buen seguro verá un montón de diferencias en su control.

Sí, ambos repiten en esta entrega, como Mario, Luigi, Peach, Bowser, Donkey Kong, Diddy Kong, Ike, Marth, Pit, Olimar... vamos, un museo Nintendo en lo que a personajes se refiere. Alguno incluso se ha dado a conocer para muchos en Smash, como es el caso de Pit, al que los más jóvenes ni conocían y que gracias a la pelea nintendera volvió a la escena con Uprising. Así que no es de extrañar que muchos, como Daraen, el Aldeano, Estela, Little Mac, los Mii y demás se quieran sumar al combate.

Mario, Sonic, Mega Man y Pac Man... histórico
Y tampoco es raro que haya incluso algunos de otras compañías que se quieran pasar por el juego. Aunque Snake se ha caído con respecto a Brawl, Sonic repite. Y quién nos iba a decir a nosotros que sería hasta normal que repitiese. Pero hay dos nuevas incorporaciones, dos mitos de los 80 y los 90 que dan más brillo a la tarjeta. Se trata de Mega Man y de Pac Man, de Bandai Namco. Se nota que están metidos ellos en el proyecto.

Así que lo que hace muchos años era algo impensable, Super Smash Bros. lo ha hecho realidad. Ver a Mario, Sonic, Mega Man y Pac Man reunidos en un mismo juego es tener en la tarjetita de 3DS muchos años y muchísima historia de los videojuegos. Es increíble ver luchar a los cuatro sobre un escenario, ver ahí, en una misma pantalla, a las leyendas de los videojuegos de los 80 y los 90. Con los que muchos hemos crecido y disfrutado, unidos. Peleando por ver quién es el mejor.

Simplemente Smash Bros.
Qué más se puede decir de este Super Smash Bros. para 3DS. Es una delicia ver cómo se mueve todo, cómo algo que parecía tan complicado de hacer en una pantalla tan pequeña han logrado que hasta parezca fácil. Jugar a Super Smash Bros. en una portátil es un sueño, es poder llevar donde quieras un título que te va a dar horas y horas de diversión, tanto en solitario como en compañía. Es llevar donde quieras historia del mundo de los videojuegos en un juego de lucha tan divertido y adictivo que costará apagar la consola. Los usuarios de 3DS reciben uno de los grandes de este 2014... en breve les toca a los de Wii U.

Jorge Bautista | Madrid | 26/09/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.