Cuando apostó por el modo Battle Royale de Fornite, Epic Games dio de lleno en el clavo. El juego de Epic Games conquistó a todo el mundo y logró potenciar al género Battle Royale todavía más. No era el primero dado que uno de los pioneros en el género (desde luego uno que lo puso de moda) fue Player Unknown’s Battlegrounds, que a día de hoy sigue con un núcleo de jugadores envidiables.

Sin embargo, pese a las inversiones millonarias y los índices astronómicos de jugadores, tanto Fortnite como PUBG están de capa caída. El mundo va por modas, y aunque Fortnite parecía haber agarrado con fuerza a la comunidad de videojugadores, poco a poco se va desprendiendo de la actualidad. Este decrecimiento del interés se refleja claramente echándole una ojeada a los índices de audiencia de los juegos en las principales plataformas de streaming.

 

Todo lo que sube...

Este gráfico de StreamElements recoge información de la visualización e impacto que han tenido los 10 juegos más influyentes en Twitch en los primeros trimestres del año. Como véis, tanto Fortnite como PUBG han bajando en audiencia, lo que supone una pérdida de casi el 5% de espectadores en la plataforma. Por lo que parece, la tendencia es que siga decreciendo.

Pese a los números, Fortnite sigue siendo el líder del cotarro. El juego de Epic Games sigue siendo el más consumido dentro de Twitch, con millones de usuarios online todos los días. Aún así, también es evidente de que la popularidad se va desinflando, para dejar hueco a otras propuestas, como el juego tipo rol que ha propulsado a GTA V o la Overwatch League.