Neox Games » Noticias » Actualidad

AVANCE

Mad Max

El héroe australiano post-apocalíptico vuelve también en el videojuego de mano de los creadores de uno de los sandbox más interesantes de los últimos tiempos: Just Cause.

Publicidad

Víctor Sánchez | Los Angeles
| 27.06.2013 10:21

Definitivamente, parece que nos hemos quedado sin ideas para contar nuevas historias. Frente a este problema, y con un derroche de medios para hacer que todo quede muy bien en pantalla rematado por mucho efecto especial y un chorrón de espectáculo, el mundo ha decidido tomar las buenas ideas de épocas pasadas y volverlas a contar ahora. El resultado visual suele ser sorprendente pero, salvo alguna pequeña excepción, todo queda un poco menos fresco que cuando se estrenó en tiempos pasados, con más oficio que artificio. Esto, todo lo que acabamos de contar, es lo que esperamos que no ocurra con la nueva incursión en el cine de Mad Max, de la mano de George Miller, el director de la cinta original de 1979, que tendrá a Tom Hardy (el Bane de El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace) supliendo al cada vez más perdido Mel Gibson en el papel del “Loco Max”.

Pero, entrando en el tema que aquí nos atañe, lo que sí que esperamos con todas nuestras fuerzas es que todo esto no afecte a la incursión en el campo de los videojuegos de Mad Max, que nos llegará para PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One el próximo año (suponemos que a la vez que la película) de la mano de Avalanche, estudio creador de una serie realmente interesante, Just Cause, reconocida por ser uno de los sandbox más ambiciosos en lo que a tamaño del mapeado se refiere.

El nuevo juego que formó parte de la presentación de Xbox One en el pasado E3 en forma de teaser espectacular pero que decía poco de su jugabilidad, pudo verse a puertas cerradas durante la feria.

Allí pudimos ver lo que será un nuevo intento de crear un juego abierto, con un gran componente de conducción y con una acción exagerada.

Como no podía ser de otra forma, este Mad Max recuerda notablemente a juegos como Borderlands o como Rage, tanto en su forma como en su estructura.

Nos encontramos en un gigantesco desierto. En él hay repartidas ciudades, pueblos y fortificaciones de bandas de mutantes radiactivos. Nosotros, que vamos en todo momento en un coche completamente modificable, tendremos que realizar nuestras misiones moviéndonos de un lado a otro mediante la conducción. Aunque se podrá jugar en modo cooperativo, pudimos ver como se utilizaba el uso de un compañero de andanzas, que siempre iba en el coche, para poder disparar con la torreta instalada en la ranchera de nuestro automóvil, o para conducir (y nosotros dispararíamos) durante todos los trayectos.

Las fases de acción, debido al componente tercera persona del juego, se mostraban con aspecto correcto, gráficos lo suficientemente avanzados y con los ingredientes esperados para este tipo de juegos (un poco de cobertura, mucha arma a corta distancia y centenares de mutantes a los que abatir).

De momento, poco más podemos contar del juego. El aspecto que deja, de momento, es de estado muy temprano. Seguramente tendremos oportunidad de verle más veces de aquí a su futuro lanzamiento que, si se cumplen las estimaciones, será en el último cuarto de 2014.

 

Publicidad