A Mario lo hemos visto vestido con su clásico mono de fontanero, pero también haciendo las veces de futbolista e incluso doctor. Más allá de que Super Mario se haya convertido en todo un icono de los videojuegos por rescatar a Peach, nuestro italoamericano favorito tiene también ojos para otras cosas mucho más atractivas.

Nada más y nada menos que la comida italiana, ¿qué sino? Y es que los videojuegos de Super Mario están cargados de detalles, no cabe duda, pero hay ciertos aspectos que es fácil pasar por alto. Uno de ellos está relacionado directamente con las cabezadas que pega el personaje entre mundo y mundo.

Desde su llegada a Nintendo 64 y en cualquier de las entregas de la saga principal, si no presionamos ningún botón durante un buen rato, el personaje no dudará en hacer una siesta. Y no una ligera precisamente. Super Mario comenzará en apenas unos segundos a soñar con todo tipo de comidas de su país natal. Así lo ha descubierto un usuario con el juego más reciente del personaje para Nintendo Switch, Super Mario Odyssey.

 

Desde Tortellini, pasando por Capellini, Fettucine o Fusilli. Mil y un variantes de la pasta italiana que harán la boca agua al personaje. También lanzará alguna que otra frase aislada para Peach o palabras ininteligibles en su idioma, pero es principalmente recetas italianas lo que parece ocupar la cabeza de Mario cuando se trata de dormir.