¿Qué se os viene a la cabeza cuando hablamos de "Marca España"? Seguramente en las respuestas a esa pregunta nos encontremos con palabras como paella, toros, playa, tapas… y un largo etcétera. De esos estereotipos nace Pokémon Iberia, un nuevo juego creado con el software de RPG Maker y que trata el universo Pokémon desde un punto de vista "a la española". El juego está lleno de referencias y estereotipos de nuestro país, todo en clave de humor y sin demasiados filtros. Por supuesto, se trata de un proyecto fan que nada tiene que ver con Nintendo.

 

El juego tiene una forma muy particular de parodiar al país, y no duda en utilizar el humor negro para lograr sus objetivos. Algunos de los ejemplos que nos podemos encontrar son referencias a la corrupción del Partido Popular, a la inmigración y a la tauromaquia; temas delicados muy presentes en la actualidad nacional. El juego nos deja visitar diferentes localidades y ciudades españolas capturando a Pokémon, que se han “españolizado” para encajar en dichos entornos. Debemos enfrentarnos a varios entrenadores Pokémon, que son referencias directas a famosos españoles; cuanto más polémicos, mejor. Uno de los líderes de gimnasio es Carles Puidgemont, no hace falta decir nada más.

 

El juego ha tenido mucha repercusión en redes sociales, pero las opiniones están divididas entre los que aplauden su forma de hacer humor y los que la consideran de mal gusto. Pokémon Iberia está siendo protagonista en titulares principalmente por la polémica que ha generado. Miles de personas creen que algunos temas que trata no deben ser motivo de broma, y ya hay varias peticiones activas para echar abajo el proyecto.

De momento, toda la polémica se está cociendo en las redes, y ni The Pokémon Company ni Nintendo se han manifestado al respecto. Recordemos que hace poco Nintendo echaba abajo la popular propuesta de Super Mario Battle Royale tras una denuncia a causa de uso ilícito de la propiedad intelectual. Pokémon es una licencia millonaria muy popular en todo el mundo, por eso a mucha gente no le hace demasiada gracia que se utilice para generar determinadas bromas. De momento las quejas vienen de los fans, veremos si Nintendo entra al trapo, pero si lo hace, es poco probable que el proyecto siga adelante.