Están lejos de los monoplazas más competitivos de la Fórmula 1, ya que esta temporada sólo los Mercedes tienen oportunidades de terminar ganando el Mundial, sin embargo, Max Verstappen y Lando Norris ya han conseguido su propio campeonato particular este año.

Max Verstappen es uno de los pilotos más destacados de los últimos años. Con tan solo 21 años ya ha demostrado todo lo que puede hacer, es considerado uno de los mejores y más duros en la pista, y tiene un futuro brillante por delante en el que seguramente termine ganando algún Mundial si juega bien sus cartas. En el último gran premio dio una lección de espectáculo gracias a su batalla con Charles Leclerc, siendo ambos el futuro más emocionante de la Fórmula 1.

 

Por su parte Lando Norris es uno de los rookies más destacados de la temporada, realizando muy buenas carreras y actuaciones para McLaren F1 Team, en donde por el momento no logra superar a su compañero Carlos Sainz, si bien Norris tiene mucha menos experiencia en el campeonato. Pero nadie duda de su talento y de que tiene manos que justifican su llegada al gran circo. Pero, además de buenos pilotos de F1, ambos tienen un hobby poco conocido: son pilotos de eSports.

Como ya os hemos contado en más de alguna ocasión, puedes enfrentarte a estos pilotos reales en la pista virtual, al menos si sois buenos jugadores de iRacing. Ambos compiten en el mismo equipo de eSports y, recientemente, formaron parte de un equipo con otros miembros de Team Redline PRT para ganar las 24 Horas de Spa-Francorchamp de iRacing. Max Verstappen y Lando Norris, junto a Max Benecke y Max Wening, fueron los ganadores de esta importante prueba en el mundo de los videojuegos de velocidad.

 

Ambos pilotaron un Audi R8 LMS GT3 virtual para hacerse con el citado campeonato, con unos 27 segundos de ventaja con respecto a su rival más directo después de un problema de Max Verstappen en los últimos momentos de carrera -lo que le hizo ceder su asiento a Lando Norris para terminar-.