Neox Games » Noticias

NOCHE MÁGICA EN EL BERNABEU

La reacción de Ibai con la remontada del Real Madrid es oro para los madridistas

La remontada histórica del Real Madrid en el Bernabeu dejó escenas memorables en el directo del streamer vasco.

Ibai Llanos

Ibai Llanos EA Sports

Publicidad

La noche de ayer en el Bernabeu fue histórica. El Real Madrid consiguió meterse en la final de la Champions gracias a una remontada (de nuevo) épica frente al Manchester City. Los de Ancelotti volvieron a tirar de garra y corazón para, en los últimos minutos del encuentro, forzar la prórroga y ésta lograr la victoria gracias a un penalti anotado por Benzema.

Análisis del partido aparte, Ibai volvió a ofrecer un directo en su canal de Twitch. El vasco estuvo acompañado por Siro López, xBuyer y otros amigos de profesión para la retransmisión del encuentro. Aunque desde el principio confiaban en la remontada, el gol del Manchester City en la segunda parte echaba por tierra las ilusiones del streamer y Siro.

 

Con el primer de gol de Rodrygo en el 89, Ibai y compañía se crecieron. Quedaban seis minutos de descuento y empezaron a creer. Se hacía la magia. El centro de Carvajal fue rematado por Rodrygo, desatando la locura total en el salón. "¡No me lo creo, no me lo puedo creer. Qué puto escudo más grande!"; gritaban Ibai y Siro.

"Enfoca las caras, esto no hay dinero que lo pague"; gritaba Ibai cuando el árbitro pitaba el penalti a favor del Real Madrid en la primera parte de la prórroga. El francés no decepcionó y anotaba el tanto que pondría al club blanco por delante en el partido.

 

Ibai desveló una de las grandes sorpresas que tenía preparadas para las próximas semanas. "Tenía una sorpresa para la final de Champions. Me han invitado para hacer algo que puede estar muy guapo, pero cuando acepté no sabía quién podría ir; acepté porque la final de la Champions está guapa. La vida me ha dado el regalo de poder ver al Madrid por primera vez en mi vida en la final de la Champions y además creo que haré algo muy guapo para Twitch"; explicaba un emocionado Ibai.

Publicidad