Videoanálisis

Videoanálisis

Analisis de Sunset Overdrive

Sunset Overdrive, el juego más esperado para Xbox One de este año, ya ha llegado a las tiendas. Y con él uno de los entretenimientos más gamberros de lo que llevamos de generación.

Ya ha llegado la última locura de los chicos de Insomniac: Sunset Overdrive. El que está llamado a ser la gran apuesta de Xbox One para estas navidades. Y lo es por muchos motivos: el primero, porque ofrece la apuesta más sólida de juego de nueva generación en estas semanas de final de campaña navideña, sobre todo si comparamos este juego con la casi inexistente apuesta de su competencia en estos meses. Además, también es un fichaje realmente importante. Hasta hace nada Insomiac se consideraba un estudio intocable de Sony, con la saga Ratchet & Clank como máximo referente. De hecho, que el estudio que comenzó sus andanzas hace dos décadas y que se se hizo popular con la serie Spyro y, últimamente, con Resistance, es todo un logo para los estudios de Microsoft. Una respuesta más que contundente a la filiación de Bungie con Sony para Destiny.

Y teniendo todos estos referentes en la cabeza, ¿está Sunset Overdrive a la altura de lo esperado?

Pues, antes de meternos en harina, vamos a explicar un poco qué es lo que vamos a encontrar en el juego.

Sunset Overdrive es un juego de acción de vieja escuela, con mecánicas muy de los juegos de los noventa. No por nada, el primer referente que uno tiene en mente es el no menos alocado Jet Set Radio. Con el clásico de Dreamcast comparte el punto de vista, la velocudad, el caos y el ambiente moderno callejero.

Pero, además, es una auténtica locura al más puro estilo de la época en la que vivimos: el humor que usa, las referencias a la cultura de Youtube, a las grandes series del momento, a las películas que vemos ahora. Vale, en muchos momentos esas referencias serán un poco excluyentes para todos los que se sientan un poco mayores. Pero, para el resto, será un soplo de aire fresco. Y es que, hasta se ha contado con la voz de ElRubius para uno de los personajes secundarios, demostrando que el juego está en sintonía con lo que consumen los jóvenes de hoy en día.

La historia del juego, bueno, es lo de menos: el consumo de una bebida energética está convirtiendo a los ciudadanos de Sunset City en mutantes malvados. Nuestra misión, sobrevir y liarla parda. Tendremos que hacer encargos, visitar a otros supervivientes y machacar todos los mutantes que pillemos.

El camino será tremendamente vertiginoso. Podremos saltar por conductos de ventilación de edificios, saltar de un lato para otro, grindar en cada barandilla que veamos.

Las armas serán de todo tipo, con el humor siempre por bandera. Con ositos de peluche explosivos incluídos. Aunque no faltan otras armas igualmente interesantes, como las espadas láser, los lanzadores de vinilos afilados o los rifles con forma de... Bueno, os dejamos que juguéis y que probéis todas.

Y todo acabado con un aspecto gráfico y una banda sonora muy en sintonía al estilo cartoon que nos mola hoy en día Es como estar en una especie de moderno grafiti, saltando y disparando a monstruos aberrantes.

Y, ahora, vamos a las conclusiones. Sí, el juego mola, es divertido, te ríes y es rápido y sencillo. Es un juego pensado y diseñado para un público juvenil y desenfadado, y para todos los que se sientan algo desesnfadados y juveniles. No es el despiporre técnico, y la idea más original. Tampoco es el mejor de los argumentos. Pero sí puede ser el juego más divertido de la actual generación, a la altura del también exclusivo de Xbox One Dead Rising 3. Y eso, ya es bastante.

Víctor Sánchez | Madrid | 30/10/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.