Duncan Hunter fue acusado el año pasado de haber malversado fondos de su campaña junto a su esposa, Margaret. Tal y como se daba a conocer, el congresista había utilizado parte de este dinero en Steam. Un dinero que, según indican los variados documentos y pliegues de recibo, habría superado los 1528 dólares en Steam en el año 2015. Unas cifras que, sumadas al resto de irregularidades relacionadas con su carrera política, le han llevado a ser declarado culpable.

Este caso ha sido, cuanto menos, peculiar. Y es que las compras del congresista fueron descubiertas en 2016, instante en el que la Comisión Federal Electoral daba comienzo a una investigación sobre las acciones realizadas por Hunter. Según explicaba el portavoz de Hunter, estas compras realizadas en la tienda de Valve habrían sido realizadas por el hijo del congresista, cargando por error los gastos en la tarjeta de crédito que pertenecía al partido republicano.

Duncan Hunter, congresista de Estados Unidos | Defconplay

Pero los datos de la investigación desvelaban otra larga lista de compras y transacciones que no resultaban puntuales ni accidentales ya que hacían referencia a gastos regulares y que se fueron realizando a lo largo de dos meses, exactamente del 13 de octubre al 16 de diciembre de 2016. En total, más de 68 compras que, a su vez, fueron sumadas a 150 mil dólares gastados en vacaciones y alcohol.

Fue el propio congresista frente al Departamento de Justicia de Estados Unidos quien se declaró culpable por malversación, aunque semanas atrás trató de culpabilizar a su esposa. Pero, según indica el responsable de la tesorería de la campaña del congresista, el dinero utilizado por el congresista y su familia iba en artículos variados como comida rápida, entradas de cine, videojuegos e incluso hoteles de lujo y viajes al extranjero.

Actualmente, el caso podría llevar a Hunter a enfrentarse a una multa de 250 mil dólares y penas de hasta 5 años en prisión. Una sentencia que finalmente se dará a conocer durante marzo de 2020.