Las trampas en el mundo de los videojuegos es un constante enemigo a abatir por los desarrolladores. Durante los últimos años hemos visto todo tipo de intentos por parte de las compañías para tratar de evitar el uso de ventajas dentro de los títulos con el firme objetivo de que todos los jugadores puedan disfrutar de la mejor experiencia. Pero, lamentablemente, estos 'hacks' poco a poco se van abriendo paso hasta llegar al mundo de los eSports.

Uno de los casos más sonados es el del ciclista británico Cameron Jeffers, quien ha sido sancionado por la Federación Británica de Ciclismo tras demostrarse que el corredor utilizó 'hacks' para beneficio propio durante el primer evento que se realizaba en Reino Unido. Un castigo que le ha llevado a ser sancionado durante seis meses sin competir y a una multa de 250 euros.

Jeffers había ganado el torneo masculino del British Cycling eRacing Championship pero, tras descubrirse sus ayudas, se le ha retirado el título para pasar a ocupar el segundo puesto. Esto ha llevado a que Jeffers pidiese disculpas públicamente a sus suscriptores con un vídeo en YouTube.

 

¿Cómo lo hizo? Según la información compartida, el británico utilizó un bot para cambiar los datos de la aplicación 'Zwift', el software de realidad virtual utilizado para disputar la carrera. De este modo se confirma que hackeó el programa para poder adquirir parches en el mercado negro.

Y aunque este es el primer caso de dopaje virtual y un duro golpe para la UCI, quien ha decidido apostar por este sector, continúan con los preparativos para el próximo año, momento en el que se celebrará el primer mundial de ciclismo virtual.