Neox Games » Noticias » Actualidad

FRANCAMENTE COMPLICADOS

Estos 5 videojuegos de los 90 superan en dificultad a muchos de esta generación

No te dejes engañar por sus gráficos, los siguientes videojuegos suponen un auténtico reto incluso para los jugadores más avezados a día de hoy.

Publicidad

Cuando pensamos en juegos con una alta dificultad, generalmente recurrimos a nombres como Dark Souls o cualquier otra obra relacionada con From Software. Los juegos del estudio japonés actualmente son de los que mayores desafíos proponen, incluso para el jugador más habilidoso. Lo cierto es que las obras de Hidetaka Miyazaki beben en parte de la dificultad que ya nos encontrábamos en videojuegos de los 90.

Hablando de los 90, aún a día de hoy son muchos los jugadores que siguen tratando de superar varios juegos de la considerada década dorada de la industria. Battletoads es uno de los juegos más recurrentes en este aspecto, siendo capaz de desesperar al más paciente. El plataformas de Rare requiere de unos reflejos fuera de lo normal, así como un timing perfecto a la hora de golpear a los enemigos o sortear obstáculos.

Super Ghouls n’Ghosts es otra obra de exigencia máxima: a pesar de que su nombre le suena a casi todos los jugadores, muy pocos son los que terminan completándolo. Nuestro personaje contaba con una barra de vida diminuta en comparación a la de muchos enemigos, a lo que además había que sumar trampas y monstruos por doquier con cada paso que dábamos.

Crash Bandicoot | Naughty Dog

¿Una aventura gráfica con elevadas cotas de dificultad? Puede que no sea algo nuevo, pero Myst lo llevó a otro nivel. Esta emblemática franquicia demostró que incluso los juegos que no requieren de reflejos o habilidad a la hora de saltar también pueden ser desafiantes. Sus puzzles y rompecabezas dejaron atascadas a generaciones en sus escenarios que exigían de la más absoluta lógica y paciencia.

PlayStation tampoco se libró de tener retos que muy pocos soportarían a día de hoy, y uno de ellos lleva nombre y apellidos: Crash Bandicoot. Bajo esa adorable y simpática cara, la mascota de la primera consola de Sony nos dejó un control complicado y niveles para sacarnos de nuestras casillas. Su remake para PS4 no se libra de seguir siendo una aventura que no todos conseguirán completar.

Los juegos de Disney para Super Nintendo y SEGA Megadrive son obras muy recordadas por su estilo visual, pero también por su insufrible dificultad. Hay que tener en cuenta que hablamos en realidad de juegos cortos en duración, por lo que elevar el desafío era una forma artificial de alargar la longevidad del producto. A sus creadores se les fue de las manos con El Rey León, especialmente con aquel pesadillesco escenario de los monos.

Publicidad