El servicio en la nube de Google Stadia, lleva más de seis meses ofreciendo a los jugadores un amplio repertorio de alrededor de 30 títulos. Con una capacidad de transmitir juegos con resolución 4k a 60 fotogramas por segundo, y compatible con HDR, permite a los usuarios jugar de forma remota.

Uno de los famosos títulos que se encuentran en la plataforma es Red Dead Redemption II, propiedad de Take-Two, una de las industrias más potentes dentro del sector de los videojuegos. Recientemente, Strauss Zelnick, CEO de Take-Two, compartió en la Conferencia Anual de Decisiones Estratégicas de Bernstein, su opinión acerca de Google Stadia desde su lanzamiento.

google stadia frey 223223_643x397 | Economía Digital

“El lanzamiento de Stadia ha sido lento. Creo que hubo un exceso de promesas sobre lo que la tecnología podría ofrecer y algo de decepción del consumidor como resultado", Zelnick explicaba que la compañía decidió trabajar con Google debido a que la transmisión eventual se convertía en una tendencia en los juegos, y Google hizo que la tecnología pareciera más impresionante de lo que realmente fue. “Con el tiempo, creo que la transmisión funcionará... La creencia de que la transmisión iba a ser transformadora se basó en la opinión de que había muchas personas que realmente tenían interés en el entretenimiento interactivo, realmente querían pagarlo, pero simplemente no lo hicieron”, aclaraba Zelnick.

Según Gamespot, Strauss ya había expresado anteriormente opiniones similares en cuanto a los modelos de suscripción y a los servicios de transmisión en juegos. Parece que por ahora, no está lo suficientemente abierto a seguir con la tendencia.