Los juegos cooperativos son geniales cuando tenemos visita en casa o preferimos pasar la tarde junto a nuestros hermanos o pareja. Dentro de este tipo de vertientes podemos encontrar infinidad de alternativas. Algunas de ellas basadas en juegos de puzzles, deportivos, acción, terror… In The Same Boat nace de esta premisa pero le da una vuelta de tuerca de una forma única.

Creado en la Universidad de California por un reducido equipo liderado por Katherine Isbister, In The Same Boat nos propone una experiencia cooperativa en la que debemos de avanzar en un bote lo más lejos posible. Uno de los denominados runner que podemos encontrar en dispositivos móviles pero que, como decíamos líneas atrás, cuenta con una mecánica cuanto menos original: las expresiones faciales serán el método de control.

Tal y como explican sus cradores a Polygon, In The Same Boat nos propone una experiencia emocional con la que conectar con amigos, pareja, streamers y mucho más. “Queremos crear confianza, cariño y afecto pero superando las distancias a través del juego en línea”; destacan. Dado que los jugadores deberán de realizar todo tipo de gestos en compañía para progresar por el río y llegar lo más lejos posible, el videojuego creará una gran cercanía social entre todos aquellos que participen.

Videojuegos | Unsplash

Gracias a un proyecto realizado con anterioridad en el que una cámara recoge datos biométricos que directamente se vincula a las retransmisiones de Twitch, los jugadores pueden jugar juntos al título independientemente de la localización del planeta en la que se encuentren. Se trata de un proyecto que por ahora dista mucho de llegar a la realidad en las tiendas, pero no cabe duda de que es un primer paso para futuros videojuegos.