Cuando juegas a videojuegos lo último que esperas es encontrarte con un producto capaz de adivinar el futuro. Simplemente quieres disfrutar de la historia, su jugabilidad o de ese entretenido modo online con amigos. A pesar de ello y casi sin quererlo, varios desarrolladores han logrado hilar tan fino en sus videojuegos que han adelantado más de un acontecimiento futuro.

Deus Ex es uno de los títulos más aclamados de todos los tiempos, una obra que supuso todo un hito en el campo de las aventuras de ciencia ficción y sigilo. Nueva York fue la ciudad escogida para que sirviera de trasfondo para la historia del protagonista, pero contaba con una característica: las Torres Gemelas no estaban. Por si te lo estás preguntando, la fecha de lanzamiento de Deus Ex fue en el año 2000.

De nuevo relacionado con el futuro de Estados Unidos, Metal Gear Rising se adelantó a uno de los acontecimientos que traería de cabeza a medio planeta: Donald Trump se convertiría en el presidente de América. El villano del videojuego, el senador Steve Amstrong, tiene un diálogo en el que menciona la frase 'make America great again'. No sabemos si fue casualidad o tal vez Trump sea un apasionado de este juego, pero la frase se volvió a repetir esta vez en la realidad.

Metal Gear Rising: Revengeance | Defcon Play

¿Qué pasaría si Corea invadiera Estados Unidos? Preferimos no saberlo, pero no cabe duda de que el guión planteado para Homefront tenía todo lo necesario para un shooter plagado de acción. Publicado en marzo de 2011, el videojuego falló por tan sólo unos días la fecha de fallecimiento de Kim Jong-il, presidente de la Comisión Nacional de Defensa del país. No sólo eso, esta vez Homefront acertó el día exacto en el que Kim Jong-un ascendió al poder.

Perfect Dark es también uno de los shooters de principios de siglo XXI que entra en la categoría de ‘pitonisos’. El título de Rare vaticinó un presidente afroamericano en Estados Unidos. En 2008 Barack Obama se convertiría en presidente de EEUU. Terminamos con el videojuego de estrategia Sid Meier’s Alpha Centauri y que adelantó con un tiempo de cuatro años la decodificación del genoma humano, siendo ésta una de las actividades que podíamos realizar en el videojuego.