Al igual que existen jugadores cazalogros, destinados a exprimir al máximo los videojuegos, también hay una categoría de usuarios que hace lo propio con los easter-eggs. Su pasión no es otra que lograr desentrañar esos huevos de pascua que los desarrolladores han colado a modo de curiosidad o bien un misterio aún más grande.

Los cazadores de easter-eggs se lanzan a la búsqueda de estos secretos tanto con juegos recientes como con unos años a la espalda. El más reciente y viral lo encontramos en Futurama, el videojuego lanzado en PlayStation 2 hace ya la friolera de 16 años.

Como suele ocurrir con estos casos, la comunidad se ha lanzado en masa para tratar de desentrañar uno de los más extraños huevos de pascua aparecidos en la industria hasta la fecha. En uno de los niveles del título de PS2 existe uno de los denominados easter-eggs, hasta aquí nada fuera de lo normal. Lo peliagudo del caso es que éste se sitúa detrás de una pared a la que nadie ha conseguido acceder por ahora sin hacer trampas, es decir, piratear la cámara o usar métodos ilegales.

Futurama | Vivendi

El misterio por averiguar qué esconde la pared ha sido tal que además de los propios fans de este tipo de secretos, se han sumado también a la misión modders y jugadores casuales. Se han investigado los archivos del videojuego, las secuencias de comando e incluso el propio código, pero por ahora no hay una respuesta.