El pasado Black Friday fue uno de los más notorios de los últimos años. Infinidad de cadenas de tiendas, cada vez más, se suman a esta festividad en la que seamos sincero, el consumismo prima. No obstante, hablamos del mejor momento del año para hacernos con los regalos de Navidad para la familia o darnos ese capricho tecnológico que tanto estábamos esperando.

Eso fue lo que debieron pensar varios usuarios de Reino Unido. Aprovechando las numerosas ofertas de Amazon, una de las mayores cadenas de tiendas en realizar rebajas durante el Black Friday, decidieron adquirir una Nintendo Switch. Ésta se encontraba muy por debajo de su precio original, por lo que se trataba del momento perfecto para llevar a casa la actual consola.

Con lo que no contaban es que, al recibir el paquete en casa, en lugar de encontrar una flamante Nintendo Switch a estrenar descubrieran estupefactos que la caja contenía desde pilas, pasando por cajas de condones, cepillos de dientes y otros objetos que se alejaban mucho de su cesta de la compra.

Los condones más surrealistas de la historia | Getty

Como era de esperar, los usuarios afectados no tardaron en protestar. Lo hicieron a través de la página oficial de Amazon en Facebook. La cadena de tiendas respondió rauda a las quejas, aunque con una de cal y otra de arena. El dinero les será devuelto a los clientes, por supuesto, pero por el contrario deberán volver a adquirir la consola, esta vez a su precio original y no el rebajado durante el Black Friday.

Las Navidades es una época perfecta para comprar una nueva consola. Además de las rebajas de una fecha como el Black Friday, las diversas compañías como Microsoft, Nintendo o Sony ofrecen todo tipo de descuentos en sus plataformas y videojuegos. Sin duda un momento ideal para el gran año que se presenta en 2020 en cuanto a títulos, pero también la llegada de PlayStation 5 y Xbox Scarlett.