La censura siempre ha estado muy presente en los videojuegos, de una u otra manera. Uno de los primeros títulos que más se recuerda cuando se habla de censura es Mortal Kombat. Sus sangrientos combates a los que además había que añadir un alto nivel de gore con desmembramientos, pusieron al juego de lucha en el punto de mira de medios de TV o incluso políticos. Pero el juego de Midway sólo fue uno de muchos que llegarían a posteriori. Hoy repasaremos los más relevantes.

Pokémon GO sin ir más lejos es un juego que jamás podrás jugar en Irán. Y es que el título de Niantic no se puede descargar en dicho país. Una decisión que han tomado las autoridades sin dar explicaciones al respecto, más allá de impedir jugarlo por motivos de seguridad.

Era difícil imaginar que Grand Theft Auto no estuviera en la lista. La aclamada saga de Rockstar ha sido el foco de críticas para países como Corea del Sur, Tailandia o Brasil. Entre los motivos figuran, como ya estaréis imaginando, su violencia o la libertad de dar al jugador la posibilidad de realizar lo que le plazca.

Nathan Drake en 'Uncharted' | Sony

En los últimos años la saga Wolfenstein ha recuperado parte de su trono en el género de los shooters. Con New Order, Machine Games demostró que la veterana marca todavía tenía mucho que decir en los FPS, incluso adaptándose a los tiempos que corren. Eso sí, parece que en Alemania no querían recordar hechos pasados por lo que la versión que llegó a dicho país fue muy diferente. La simbología nazi fue eliminada por completo, además de diálogos modificados e incluso trajes diferentes para los enemigos.

Uncharted fue una de las muchas sagas que nacieron en PlayStation 3. Naughty Dog demostró su buen hacer con la aventura de Drake en un título que se transformaría en una de las marcas más importantes de PlayStation. Aunque hablamos de un juego de aventuras, en Japón decidieron pasar la tijera. Tanto es así que en dicha versión se eliminó cualquier rastro de sangre.