¿Quién nos iba a decir hace unos años que cuidar de una granja podía llegar a ser tan adictivo y relajante? Los videojuegos con esta temática no han hecho más que crecer de un tiempo a esta parte, siendo cada vez más las opciones en el mercado y para las diferentes plataformas.

Farming Simulator se ha convertido en el rey indiscutible y en gran parte el precursor del género en sí mismo. Su propuesta es sencilla: gestiona la granja de la misma forma que lo harías en la vida real, pero desde la comodidad de tu salón. Es la opción perfecta para los que quieran un acercamiento realista a este tipo de juegos, ya sea en solitario o en compañía. Su éxito ha sido tal que incluso ha llegado a entrar en el terreno de los eSports, siendo varios los jugadores que pueden presumir de ser expertos granjeros virtuales.

Stardew Valley aboga por una fórmula similar, pero mucho más directa y con algún que otro añadido jugable. La aventura comienza cuando nuestro abuelo nos deja en herencia una granja, la cual está ubicada en un pueblo apartado en la montaña. A partir de aquí no sólo deberemos de complacer el último deseo del familiar, cuidar su preciada granja, sino también entablar relaciones con los vecinos. Con millones de ventas a su espalda, Stardew Valley se consagra como un juego muy adictivo gracias a su sencillez y multijugador online.

Terraria | DefconPlau

Terraria es otra de las opciones más destacadas del género. Bajo un estilo 2D, Terraria opta por mezclar conceptos propios de juegos tipo Diablo y el looteo de objetos, exploración al más puro estilo Minecraft, pero también la gestión de granjas. Un ‘batiburrillo’ de géneros que lejos de no destacar, le han otorgado una fama mundial.

Don’t Starve Together es una de esas rarezas que ninguno debería perderse. Imagina un juego en el que se mezclen géneros tan dispares como el terror, aventura, supervivencia y la gestión de una granja, todo ello adornado con un estilo visual propio de Tim Burton. Así es Don’t Starve Together, destacando en su versión multijugador por la tensión constante que genera en los jugadores, pero donde la sensación de recompensa es mayúscula con cada día que conseguimos aguantar en pie.

No podía faltar en la lista Animal Crossing: New Horizons. Si bien es cierto que no debemos encargados sólo del cuidado de una granja, el concepto casa a la perfección con otros juegos aparecidos en la lista. La última entrega para Nintendo Switch es apta tanto para el público más casual, como para el jugador dedicado. Lo complicado con Animal Crossing será no quedarte pegado al mando.