Análisis

Análisis

The Gunstringer

Un pequeño entretenimiento que le da unas nuevas salidas al catálogo de Kinect para Xbox 360. ¡Sé la marioneta más rápida del lejano Oeste!

A veces es complicado definir algunos títulos. Pero pocos son tan difíciles como The Gunstringer, un juego nacido dentro de las retorcidas mentes autoras de Fruit Ninja, los estudios Twited Pixel, recientemente adquiridos por Microsoft.

El nuevo juego nos propone ponernos a los mandos de una curiosa marioneta en una retorcida película del oeste. Cinco malhechores consiguieron acabar con la vida del protagonista. Pero hemos vuelto con sed de venganza y, por ello, tendremos que acabar con cada uno de ellos.

El juego, aparentemente, es una especie de título sobre railes. En él tendremos que hacer un recorrido por unas fases de no demasiada duración, en el que tendremos que disparar a todo lo que veamos. Como juego de Kinect, todas las acciones las haremos con nuestras propias manos. Con una controlaremos a la marioneta y con la otra nos dedicaremos más a diparar y ese tipo de cosas que hacen los cowboys marioneta que han resucitado.

Al final de cada una de las cinco fases, tendremos que ponernos a matar a villanos, cada cual, muy al estilo clásico de las máquinas recreativas de los 80 y 90, tendremos que realizar una serie de acciones marcadas mucho por el tipo de enemigo, del estilo, dar en puntos débiles en el momento adeacuado hasta conseguir resolver la fase.

El juego cuenta, dentro de sus raras características, con un diseño realmente divertido. Todo el juego busca parecer una producción cinematográfica narrada, a la que asiste público en una platea de un cine. Todo el ambiente que se respira al jugar a The Gungstringer es realmente loco y divertido. Da una sensación auténtica de buen rollo y de todo vale. Todo ello hace que el juego caiga bien de inmediato. No es un título adecuado al mercado actual, en el que parece que los juegos tienen que durar una media de 8 horas. Pero, The Gunstringer es perfectamente consciente de que el juego tiene las características de una época en la que acabar una aventura nos podía tomar, a lo sumo, 2 horas. En este sentido, es fácil o lógico, acabar The Gunstriger varias veces, mejorar los resultados, disparar al item oculto en una nueva vuelta... Es el clásico juego que hace lógico el completismo de los logros, debido a que no precisa pasar de nuevo una campaña de 14 horas para hacer 30G adicionales a los que ya tenías.

Pero, sobre todo, es un juego asequible y entrañable. Aprovecha Kinect de una forma nueva y se hace agradable la experiencia. No es el mejor juego del año, ni al que más vas a jugar. Pero, seguro, será uno de los que más te haga sonreír.

Víctor Sánchez | Madrid | 01/11/2011

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.