La censura de la administración china no es algo poco común y en sectores como los videojuegos es habitual, aunque nunca en casos como el que ha afectado recientemente al simulador de fútbol Pro Evolution Soccer. El gobierno del país asiático no se anda nunca con bromas cuando se trata de banear información que le perjudica y, en este caso, han decidido eliminar a una de las estrellas de la Premier League.

El futbolista alemán Mesut Özil, de origen turco, juega actualmente en el Arsenal después de su paso discreto por el Real Madrid. Aunque no es un jugador regular, sí es acertado decir que estamos ante uno de los futbolistas de más talento y calidad individual de Europa pero, ahora, ha sido completamente eliminado de Pro Evolution Soccer (eFootball PES 2020) en su versión para China.

Y es que la empresa china NetEase es la encargada de editar PES en dicho país, así que tiene cierto poder a la hora de decidir qué contenidos debe contener el título, y como no podría ser de otra forma la editora cumple la línea marcada por su gobierno. Recientemente Özil criticó abiertamente a China, algo que desde el gobierno del gigante asiático no le perdonan.

¿Por qué China elimina a Mesut Özil de eFootball PES 2020?

eFootball PES 2020 | Konami

La semana pasada la Televisión Central de China (CCTV) decidió cancelar la emisión de un partido del Arsenal en su competición doméstica, la Premier League. El motivo no fue otro que unas declaraciones muy críticas de uno de los jugadores del encuentro con la administración China. Las declaraciones fueron duras acusaciones de Mesut Özil y, lo que en cualquier otro país moderno hubiera pasado desapercibido, en China no se perdona.

El jugador turco criticó el silencio del mundo musulmán ante lo que sucede en China con las personas musulmanas, quienes no tienen garantizados unos mínimos derechos humanos: "Queman sus Corán. Cerraron sus mezquitas. Prohíben sus escuelas. Matan a sus hombres santos. Los hombres son obligados a internarse en campos y sus familias se ven obligadas a vivir con hombres chinos. Las mujeres se ven obligadas a casarse con hombres chinos".

Desde el gobierno de China han asegurado que las opiniones del jugador del Arsenal están basadas en fake news y que el Movimiento Islámico de Turkistán Oriental -al que supuestamente se refería el jugador- está calificado como grupo terrorista por la ONU.