El mundo de los videojuegos da la bienvenida a los jugadores de todo tipo de edades. Contamos con juegos educativos para los más pequeños al igual que aventuras gráficas para permitirles dejar libre su imaginación. Pero, por supuesto, también hay un sitio especial para los jugadores veteranos, esos que han comenzado a jugar a las primeras consolas y que, con el paso de los años, han ido conociendo las nuevas generaciones de consolas. Un claro caso de esto es Shirley Curry, una youtuber de 82 años que ha conquistado el corazón de toda la comunidad de Skyrim con sus vídeos que, principalmente, son protagonizados por el título de Bethesda.

Todo comenzaba por un comentario efectuado por la propia Curry dentro de Reddit, donde los jugadores hablaban sobre el lanzamiento de The Elder Scrolls VI tras la entrevista realizada por Pete Hine, vicepresidente de Bethesda. En este, la streamer mencionaba “Bien, supongo que eso pone el clavo en mi ataúd, literalmente. Cuando Skyrim 6 se estrene yo tendré 88 años. Así que probablemente no lo jugaré”.

A Skyrim grandmother just left a comment that broke my heart from r/skyrim

El comentario ha juntado a la comunidad de Skyrim, quienes no han dudado en ponerse en marcha para encontrar una solución. Tal y como indicaba el usuario Phantom-Scribbler, no sería la primera vez que Bethesda hace algo similar, sino que en 2011 cumplieron el sueño de un jugador con cáncer para visitar los estudios. Por ello, este usuario señalaba la opción de que Shirley Curry llegue a aparecer en el juego como una bretona anciana que quiera patear culos y pida que la acompañes. “Ella cogiendo su espada, poniéndose su armadura y diciendo: '¡Vamos, nieto/nieta!'” indicaba el jugador mencionando la forma en que Curry llama a sus seguidores.

 

La campaña ya se ha iniciado en Change.org y, aunque en principio se mencionaba la idea de llegar a las 1500 personas, actualmente esta ya cuenta con más de 7500, cifra que ha ido aumentando mientras escribíamos esta noticia. No dudes en participar con tu firma para que el sueño de Shirley Curry pueda verse cumplido.