Tuvimos que esperar casi 15 años desde el lanzamiento de Kingdom Hearts II, pero al final parece que el esfuerzo valió la pena: Kingdom Hearts III llegó para completar la saga de Xehanort a comienzos de este mismo año. Las sensaciones de los fans tras jugarlo fueron generalmente buenas y no solo lo dicen sus opiniones en internet, sino los datos de ventas.

Kingdom Hearts III es el lanzamiento más exitoso de la saga de Square Enix en EE.UU, el territorio más grande en cuanto a venta de videojuegos. También es el segundo lanzamiento que más ha vendido en lo que llevamos de 2019, solo tras Mortal Kombat 11. La información llega a través de Mat Piscatella, analista de mercado de NDP Group.

Por fin conocemos de forma oficial el desempeño de Kingdom Hearts III en territorio estadounidense, a falta de conocer las cifras globales (que podría compartir Square Enix a cierre de año fiscal). Sin embargo, parece que lo más difícil para la tercera entrega está conseguido: triunfar en ventas en el territorio más grande.

 

Kingdom Hearts verá ampliada su historia con Re:Mind, todavía sin fecha de lanzamiento anunciada

Kingdom Hearts III llegó a las tiendas el pasado 25 de enero de 2019, pero su historia todavía no ha terminado. Square Enix presentó meses después Re:Mind, un contenido descargable de pago que ampliará su historia principal con un capítulo extra, además de un modo con mayor dificultad. Precisamente este es uno de los puntos que menos ha convencido a los jugadores, que se han quejado de la ausencia de retos para avanzar en el juego.

De momento no hay ventana de lanzamiento anunciada por Square Enix, ni mucho menos precio de venta, aunque es esperable que el DLC pudiera llegar a finales de año para ampliar la experiencia original. En cuanto a los planes futuros de la licencia más allá de Kingdom Hearts III, parece que tendremos que esperar un tiempo, toda vez que la compañía afronta estos meses la promoción y posterior lanzamiento en 2020 del primer capítulo de Final Fantasy VII Remake, su otra gran licencia global.