El pequeño estudio de Glumberland avisaba hace apenas unos días de un gran problema con los aficionados. Tras avisar de que su esperado juego se había convertido en uno de los exclusivos de Epic Games, se encontraban con el lado más oscuro de los jugadores. El odio daba paso a una gran polémica y es que este matrimonio de desarrolladores se han encontrado con todo tipo de amenazas, tal y como han confirmado en un comunicado oficial.

Tras varios días tratando de hablar con los aficionados y solucionar todo de una forma pacífica, finalmente han expuesto su experiencia. Mientras que por una parte el desarrollador Ben Wasser reconoce que tienen parte de culpa debido a los problemas de comunicación con la comunidad, por otra señala las amenazas recibidas, las cuales dejan muy de lado el apoyo constante que habían estado recibiendo hasta el momento.

Graves amenazas tras el anuncio de su exclusividad

Ooblets | Glumberland

Menciona que, desde que comenzaron a desarrollar Ooblets hace tres años, han estado en contacto con una audiencia que siempre ha sido amistosa y comprensiva, apreciando su estilo abierto y transparente. Cuando iban a realizar el anuncio, esperaba que apenas un pequeño porcentaje de ese grupo exterior lo leyese, pensando que podría llevarles a ver la controversia tras Epic Games Store con la misma ligereza que ellos. Admitiendo su error, indica que comenzó a interactuar con ese gran grupo de jugadores que invadía Discord y otros canales para tratar de buscar una solución. Pero nada funcionó y el comportamiento tóxico comenzó.

Desde entonces menciona que reciben miles de mensajes con contenido tóxico y grave, donde se amenaza con llegar a “reventarles la cara como saludo” en el instante en que se encuentren en la calle. En su comunicado, el desarrollador trata de disculparse a la par que realiza una crítica de la porción de comunidad tóxica e irracionablemente hostil. Por último agradece el apoyo de los voluntarios que se han ofrecido a moderar el canal de Discord con paciencia y dedicación, así como a todos los mecenas. Lo único que sin duda se espera es que, finalmente, el pequeño equipo de Glumberland pueda seguir trabajando tranquilamente y consiga recuperar los buenos mensajes de los fans.