El sector del videojuego se encuentra actualmente en un proceso de cambio: PS4 y Xbox One están inmersas en su último ciclo de vida, mientras que solo quedan meses para las presentaciones de PS5 y Xbox Scarlett, sus sustitutas. En medio de todo está Nintendo Switch, que parece que juega en su propia liga, ajena a los tiempos de otros sistemas.

Las nuevas consolas vendrán con algunas novedades muy importantes debajo del brazo, como una enorme reducción de los tiempos de carga, mayor capacidad de almacenamiento para juegos, efectos de iluminación mucho más realistas… Sin embargo no todo ha sido desvelado y parece que no todas las novedades podrían terminar de convencer a los jugadores.

Una de estas novedades, podría ser el requisito de tener nuestra PS5 o Xbox Scarlett siempre conectada a internet para poder jugar. Hoy en día algunos juegos ya requieren conexión a internet, incluso si jugamos en solitario y no con amigos, por lo que no sería descabellado que se generalizara. Actualmente son pocos los jugadores que no disponen de conexión a internet para jugar online, el problema viene cuando queremos llevarnos nuestra consola de viaje a la playa, al pueblo o a lugares sin conexión.

Xbox Scarlett | Microsoft

Conexión permanente a internet: ¿te podrás llevar la consola al pueblo o a la playa?

William Ho, desarrollador de EA Canada, lo ha deslizado por primera vez en una entrevista con el medio Electric Playground Network: “ Es algo que creo que las consolas de nueva generación van a facilitar: más potencia, más almacenamiento, conexión permanente a internet, periodos de carga mucho más cortos…”

A pesar de ser la primera vez que tenemos noticia sobre este hecho, hay que dejar claro que de momento ni Sony ni Microsoft se han pronunciado, por lo que hay que coger esta opinión con cautela. Será en los próximos meses cuando conozcamos las características definitivas de PS5 y Scarlett.