La imaginación de los jugadores no conoce límite y sino que se lo digan a Marcel Vos, un asiduo usuario de la popular franquicia Rollercoaster Tycoon y que ha querido poner a prueba el videojuego de la manera más alocada posible. ¿Te imaginas pasar 45 años en una atracción? Sí, has leído bien, casi medio siglo subido en la misma montaña rusa sin que ésta se detenga hasta cumplir el periodo establecido.

Esta ha sido la maquiavélica idea de Marcel y que ha convertido en realidad en el videojuego. Bautizada como ‘45 Años en el Infierno’, nombre que sinceramente le va como anillo al dedo, ha creado la montaña rusa más grande jamás realizada hasta la fecha… al menos que conozcamos en el videojuego claro.

Si piensas que las altas velocidades por las que son conocidas las montañas rusas harán el viaje más divertido, estás equivocado. La velocidad es francamente lenta, pero lo peor no termina aquí, sino que sólo se trata del comienzo. Cuando apenas quedan unos metros para concluir el viaje, éste comienza de nuevo hacia atrás a la misma velocidad a la que se inició. Una auténtica pesadilla que dudamos mucho cualquier amante de este tipo de atracciones quiera disfrutar en la realidad.

 

Rollercoaster Tycoon no es el único juego que ha puesto a prueba la imaginación de los usuarios. Los Sims es una de las marcas estrellas en este ámbito y sus jugadores ya lo han demostrado desde el comienzo de la marca con torturas de todo tipo para los propios Sims, así como retos de repoblación entre otros que sólo los más ávidos jugadores de la saga superarían.