Aunque ya han pasado unos cuantos años desde el estreno de The Witcher 3, los jugadores todavía no pueden olvidar el gran salto que se daba a conocer con este sorprendente proyecto de CD Projekt RED. Su tecnología, sus gráficos y jugabilidad parecía algo imposible de superar. Sin embargo, esa tecnología no ha sido la mejor aliada para la compañía en su trabajo dentro de Cyberpunk 2077. Y es que, tal y como ha confirmado el equipo polaco, se han enfrentado a un auténtico desafío.

Durante su entrevista con AusGamer, John Mamais ha mencionado que tuvieron que mejorar el sistema de flujo de elementos de escenario porque el jugador se llegará a mover más rápido al andar en vehículo. Por ello tuvieron que rediseñar y reescribir cómo funciona todo eso. Por otra parte, ahora hay flujo vertical, lo que hace que The Witcher llegue a ser un juego 2D en comparación.

Un ambicioso proyecto que ha llevado a una tecnología mejor

The Witcher 3 | CD Projekt RED

Por otra parte ha explicado cómo es recrear un mundo tan exigente, mencionando que la plantilla pasó de 200 empleados a 500 para poder abarcar el proyecto. Y aún así todavía se encuentran con elementos procedurales para ahorrar tiempo a los diseñadores. De este modo, en lugar de color manualmente la basura, añaden una capa de piezas que se coloca automáticamente en el entorno. Algo similar a lo que sucede con los NPC, quienes serán más realistas que los que nos encontrábamos en The Witcher.

Menciona que The Witcher tenía masas de gente, pero si las mirabas de cerca, sus movimientos y aspecto eran bastante similares. En el caso de Cyberpunk nos encontraremos, en cierta medida, con personajes únicos que se mueven por ese espacio. Se trata de una combinación de tecnología, inteligencia artificial y arte. Y, dentro de que es complicado, indica que todavía trabajan en ello.

Os recordamos que Cyberpunk 2077 estará presente el 16 de abril de 2020 en PC, Xbox One y PlayStation 4.