Hace ya unas semanas que los jugadores de Fortnite: Battle Royale han estado disfrutando del Capítulo 2. Esta profunda actualización trajo consigo muchas novedades, entre las que se encuentran un nuevo y extenso mapa, y varias mecánicas jugables nunca antes vistas en el mencionado videojuego. Todo esto después de que un agujero negro se tragara el anterior mapa, y el battle royale estuviera dos días mostrando tan solo el agujero negro cuando los jugadores se conectaban al mismo.

Esto, como podéis imaginar, formaba parte de una campaña de marketing que llenó las redes sociales de vídeos de gente esperando la nueva temporada del battle royale más famoso de todos los tiempos. Sin embargo, durante estos dos días hubo una cuenta de Twitter que filtró información importante: @ invisiblellama9. Aunque ahora está borrada, esta cuenta pertenece al usuario Ronald Sykes. Como informa Polygon, Epic Games ha decidido tomar medidas legales contra él, y lo ha demandado por arruinar "el suspense que Epic había estado trabajando para generar" durante meses.

Fortnite - Capítulo 2 | Epic Games

La demanda se ha presentado en los juzgados de Carolina del Norte, y acusa a Ronald Sykes de romper el acuerdo de confidencialidad que firmó al ser uno de los probadores del juego durante el mes de septiembre. Entre la información que reveló se encuentran el nuevo mapeado, así como la revelación de mecánicas jugables nunca antes vistas en la franquicia, como la posibilidad de nadar. Epic está solicitando medidas cautelares y daños máximos por incumplimiento de contrato. "Como resultado directo del incumplimiento de Sykes de sus obligaciones contractuales en virtud de su NDA, Epic ha sufrido y continuará sufriendo daños en una cantidad por determinar". No es la primera vez que Epic demanda a alguien por filtrar secretos de Fortnite. Veremos en qué queda todo esto.