Fortnite está muy lejos de lograr los números vistos en 2017, menos aún de los obtenidos el pasado año. Y es que 2018 fue un año que pocas veces volverá a repetirse en lo que fenómeno mediático se refiere con un único videojuego. Multitud de cantantes, jugadores de fútbol profesionales, todos se subieron al tren de Epic Games con Fortnite. El boom llegó, como no podía ser de otra manera, a plataformas como Twitch entre otras, haciendo de cada torneo entre youtubers un evento que paralizaba el mundo.

Ha sido la Temporada 10 y sus numerosas irregularidades la que ha puesto en el ojo de mira al estudio detrás de Fortnite. Las constantes críticas de los jugadores hacia determinados aspectos del videojuego que, aún a día de hoy, no se han solucionado y otros que parecen dividir por completo a la comunidad han provocado que Epic Games esté el centro del huracán.

Dos años después del estreno por todo lo alto del videojuego, Fortnite no es el mismo. En los últimos meses han sido cada vez más los jugadores, tanto profesionales como casuales, que se han quejado activamente del título de Epic Games. Y aunque usuarios de a pie pueden hacerse notar, son las voces de pro-players como LOLiTO o Tfue, dos de las caras más reconocidas, las que han captado la atención de no pocos precisamente.

Fortnite: Battle Royale | Epic Games

El malagueño ha utilizado la plataforma TwitLonger para exponer sin ningún tipo de tapujos su actual situación sobre el videojuego. ‘Creo que soy la voz de muchos cuando hago estas quejas, por el bien del juego y de la comunidad, para que reaccionen y no tiren el juego a la basura. Sinceramente, como no se den cuenta en este paso que acaban de dar, no voy a invertir ni un segundo más en Fortnite, me buscaré otro juego’.

Fue también Tfue quien dió su opinión más directa del videojuego en la actualidad. El reconocido por muchos como mejor jugador de Fortnite, aseguró en un directo con miles de personas que ‘sinceramente, este juego es muy malo. Es horrible. Necesito retransmitir otros juegos porque este se está muriendo. Esta mierda es una completa basura’.

No han sido los únicos. Si bien caras tan conocidas como Rubius o Willyrex no han dado su opinión de forma tan sincera, si que han reducido considerablemente su contenido centrado en Fortnite para hacerlo en juegos como Minecraft - muy de moda en los últimos meses y que parece vivir una segunda vida - o estrenos tan recientes como World of Warcraft Classic.