Por lo general y hasta el momento, conocemos los mandos de juego como dispositivos de entrada y salida en una consola y PC, que se pueden conectar mediante cable o conexiones inalámbricas, y que nos permiten manejar la consola y los videojuegos de la misma. DualShock es la marca de mandos quizás más conocida en el sector, debido a que llevan usándola desde la primera PlayStation, pero no hay duda de que Microsoft y Nintendo también han creado mandos fantásticos con el paso de los años.

Sin embargo, es PlayStation la que podría dar un salto más en cuanto a tecnología de mandos: una patente muestra un DualShock capaz de funcionar sin ninguna consola o PC. Muchos opinan que el futuro de los videojuegos pasa por convertirse en un servicio de pago, algo que ya estamos viendo con PS Now, Google Stadia o Microsoft xCloud, por tanto, nadie necesitaría una consola en casa. Aunque PS Now o Microsoft xCloud funcionan en consola o en un PC, en el futuro estos servicios podrían ser accesibles desde cualquier dispositivo: móviles, televisores, navegadores de Internet, etc.

Por tanto, Sony ha patentado un mando que no se conectaría a ninguna consola o aparato del hogar. Este DualShock vendría equipado con antena Wi-Fi para conectarse a la red doméstica, de tal forma que accedería directamente a los servidores de Sony para jugar en la nube. La patente especifica que el mando reduciría la latencia hasta el mínimo, siendo imperceptible para el jugador que el mando en realidad no se conecta a un dispositivo, sino que funciona mediante Wi-Fi. No entran en detalles sobre cómo reducir tanto la latencia del mando.

Patente DualShock | WIPO

Este mando que funciona a través de Internet, por supuesto, también estaría preparado para ser usado como mando normal, en caso de que el jugador quiera conectarlo a una consola PlayStation o a un PC Windows. Sony quiere potenciar el uso de su servicio de juego en la nube, algo que ha dejado claro tras los últimos movimiento: usarán Azure de Microsoft para mejorar su tecnología de juego en la nube y, además, han rebajado recientemente los precios de PS Now.

El futuro de los videojuegos es, sin duda, jugar desde un servidor y pagar un servicio mensual, aunque los puristas de los físico se resistan en un principio. Ya ha pasado con la música, está pasando con el cine y las series, y pasará con los videojuegos en un futuro.